La diputada del grupo parlamentario socialista Lourdes Aguiló ha advertido al Govern balear que "cualquier recorte en las obligaciones y transparencia que se exige a los políticos será rechazada por la ciudadanía", ya que, según ha dicho, lo que están reclamando es precisamente todo lo contrario: un mayor control hacia los cargos públicos.

La modificación planteada por el Ejecutivo autonómico a la Ley del Buen Gobierno ha sido objeto de varias de las preguntas formuladas a los miembros del Ejecutivo balear, ante lo que los socialistas consideran una "rebaja a la transparencia y la participación" de los políticos de las Islas.

Ante ello, el conseller de Administraciones Públicas, Simón Gornés, ha defendido que la modificación "no rebaja la transparencia ni las exigencias" de la Ley del Buen Gobierno", y ha explicado que lo que se pretende es disponer de "un instrumento útil y que sirva para el verdadero control de los políticos, sin duplicidades".

"Usted confunde simplificación con falta de transparencia. Es el problema de base que tienen", ha espetado Gornés.