Obama, en su discurso de investidura: "La crisis pone a prueba nuestra resistencia"

Numerosas personas y medios de comunicación toman asiento frente al capitolio en la investidura del presidente estadounidense, Barack Obama
Numerosas personas y medios de comunicación toman asiento frente al capitolio en la investidura del presidente estadounidense, Barack Obama
EFE

Barack Obama es oficialmente el presidente de Estados Unidos hasta el año 2017. El líder estadounidense ha jurado públicamente su cargo ante unas 800.000 personas que se han reunido este lunes frente al Capitolio en Washington.

Tras la toma de juramento por parte del presidente de la Corte Suprema, John Roberts, Obama inició su discurso alabando la "fortaleza de su Constitución". "Lo que une a esta nación no es color de nuestra piel ni la religión, lo que nos hace excepcionales, lo que nos hace EE UU, es tener una idea articulada en una declaración hecha hace más de dos siglos", aseguró. "Esa creencia de que todos los hombres son iguales", ha defendido.

"Siempre hemos entendido que cuando los tiempos cambian, nosotros también tenemos que cambiar", ha afirmado Obama para alentar a los ciudadanos a afrontar "los nuevos retos unidos, como una nación, como un pueblo".

"La crisis está poniendo a prueba nuestra resistencia", ha asegurado, para lanzar después un mensaje positivo sobre la recuperación económica. "La prosperidad de EE UU tiene que basarse en las amplias espaldas de la clase media" ha asegurado, para añadir que el país "no puede tener éxito cuando a un reducido grupo les va muy bien" pero el "resto apenas puede conseguirlo".

"La libertad y la felicidad no están reservadas para unos pocos", ha defendido también Obama, en defensa de una sanidad que cubra a todos los ciudadanos. "Compatriotas, estamos hechos para este momento, y lo aprovecharemos, siempre que lo aprovechemos juntos", señaló.

El presidente estadounidense ha recurrido constantemente a la fórmula cercana de "nosotros, el pueblo", las primeras palabras de la Constitución estadounidense, para dirigirse a las miles de personas que le escuchaban desde el Capitolio. "Nuestro sueño no acabará hasta que nuestros hermanos homosexuales sean tratados igual que los demás", ha defendido.

Obama dijo además que no responder a la "amenaza del cambio climático" sería una "traición a nuestros hijos y las generaciones futuras". "Como pueblo todavía creemos que nuestras obligaciones como estadounidenses no son sólo hacia nosotros mismos, sino con la posteridad", expuso Obama.

También ha hecho referencia a los conflictos armados a nivel mundial, prometiendo "coraje" para intentar resolver "pacíficamente" las diferencias con otros países, al subrayar que el compromiso es más efectivo en las relaciones internacionales que "las sospechas y el miedo". "Apoyaremos la democracia de Asia a África, de las Américas al Medio Oriente", subrayó Obama al afirmar que EE UU tiene la obligación "de actuar en nombre de los que anhelan la libertad".

"Vosotros y yo como ciudadanos tenemos el poder de marcar el ritmo de este país, de dar forma a los discurso de nuestro tiempo. Tenemos que responder a la llamada de la historia. Muchas gracias y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América", ha concluido.

La ceremonia de este lunes estuvo cargada de simbolismo: coincide, por segunda vez, con el festivo del fallecido activista afroamericano y líder del movimiento de los derechos civiles, Martin Luther King Jr, y con el 150 aniversario de la Proclamación de la Emancipación, firmada por Abraham Lincoln.

El senador demócrata Charles Schumer pronunció las primeras palabras, con el tradicional llamado al orden, mientras que la invocación, un breve discurso de tono religioso, correspondió por primera vez en la historia a una mujer laica, Myrlie Evers-Williams. La elegida es la viuda de Medgar Evers, un militante de los derechos civiles asesinado hace medio siglo en Mississippi, en un caso por el que Myrlie luchó durante 30 años en los tribunales.

A continuación actuó el Coro del Tabernáculo de Brooklyn, que dio paso al juramento del vicepresidente, Joe Biden, a cargo de la primera jueza hispana del Tribunal Supremo, Sonia Sotomayor. El juramento de Obama ha estado precedido por la actuación del cantante James Taylor, quien también actuó en la Convención Demócrata el pasado septiembre.

Después del juramente, actuó la cantante Kelly Clarkson, el poeta hispano Richard Blanco leyó un poema y la bendición final corrió a cargo del sacerdote hispano Luis León, de la iglesia de Saint Johns. La cantante Beyoncé entonó el himno nacional al término de los actos.

Juramento íntimo

Obama, de 51 años, ya juró este domingo el cargo en una ceremonia íntima y privada en la Casa Blanca. El presidente reelecto usó para el juramento ante el magistrado John Roberts, presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos, una Biblia propiedad de la familia de su mujer, Michelle, en un acto formal que fue televisado.

Tras el juramento, que duró apenas un minuto y en el que se comprometió a "defender la Constitución de Estados Unidos", el presidente besó a su esposa y a sus hijas, Malia y Sasha.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento