Ana Botella
Ana Botella, saludando a Mariano Rajoy, el pasado miércoles. Chema Moya / EFE

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha dicho este jueves que "suprimiría las nuevas generaciones de los partidos "porque la gente donde tiene que estar con 16, 17 y 18 años es trabajando, estudiando o formándose".

Botella ha contestado así, en rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su gobierno, una pregunta sobre la idea de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, de que los futuros cargos públicos de su partido hayan tenido que ejercer antes alguna otra profesión.

Con 16 años donde tienes que estar es estudiando o trabajando"Yo siempre se lo digo, cuando veo a gente de las Nuevas Generaciones del partido en algún sitio. Digo 'qué haces aquí en vez de estar...'. Creo sinceramente que las nuevas generaciones de los partidos es algo... que no", ha declarado.

A través de un comunicado, Nuevas Generaciones ha salido al paso de las declaraciones de Botella y ha recordado que las juventudes del PP trabajan sin más motivación que "construir una mejor sociedad en la vivir y mejorar la situación de todos y cada uno de los jóvenes".

La presidenta de NN GG, Beatriz Jurado, ha recalcado que ninguno de sus afiliados recibe ninguna remuneración por su labor y ha recordado que la Constitución reconoce el derecho de todos los ciudadanos a participar en política a partir de los 18 años. "Una sociedad que no tiene en cuenta a sus jóvenes no tiene futuro, al igual que un partido que no apuesta por sus jóvenes está condenado al fracaso", añadió.

Curiosamente, el miembro más destacado de las Nuevas Generaciones del PP —la organización juvenil del Partido Popular— es su dirigente, Ángel Carromero, condenado a cuatro años de prisión en Cuba por el accidente que costó la vida a los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero.

"No un modo de vida"

Tras el malestar provocado por sus declaraciones, Ana Botella, ha puntualizado que no está en contra de la participación de los jóvenes en la vida política, pero sí de que las organizaciones juveniles se conviertan "en un modo de vida" para los responsables de estas estructuras, ya que de este modo "se pervierte el espíritu" de la participación en la vida política. 

Botella ha recordado que ella misma, a los 22 años, aprobó unas oposiciones y no pasó a participar en cargos públicos hasta después de ejercer su profesión. Por ello ha elogiado el "compromiso" de los jóvenes en la política, pero "siempre de forma compatible con la formación humana y profesional".

"Entre peras y manzanas..."

El presidente de Nuevas Generaciones en Andalucía (NNGG-A), Luis Paniagua, ha ironizado por su parte sobre las palabras de la alcaldesa de Madrid: "Entre peras y manzanas yo me quedo con vosotros, NNGG", ha afirmado en su cuenta de Twitter, recurriendo así a las famosas declaraciones de Botella con las que comparó el matrimonio homosexual con sumar peras y manzanas.

El dirigente de NNGG de Andalucía ha señalado a continuación que "si no dijera hoy más alto que nunca que es un orgullo, una responsabilidad y un honor" ostentar este cargo "traicionaría toda una idea política".

Consulta aquí más noticias de Madrid.