El comité de Sniace, molesto con las palabras de Diego, que demuestran "cierta desinformación"

La fábrica de fibras iniciará este lunes el proceso de parada, que se prolongará durante tres o cuatro días
Sniace
Sniace
EUROPA PRESS

Al comité de empresa de Sniace "no le han gustado absolutamente nada" las declaraciones realizadas este viernes por el presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego, unas palabras que considera "bastante desafortunadas" y que, en su opinión, parten de "cierta desinformación" del presidente sobre la problemática real de la empresa.

Diego afirmó el viernes que "no es justo" atribuir en exclusiva la situación de Sniace a los nuevos impuestos energéticos puesto que la empresa cerró con unas pérdidas de 13 millones de euros el ejercicio de 2012, cuando todavía no había entrado en vigor la Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética.

"Me parece una pasada, dicho con todo el respeto al presidente", ha afirmado en declaraciones a Europa Press el presidente del comité de empresa, Antonio Portilla, para quien las palabras de Diego demuestran que "ignora la problemática de Sniace".

El comité de empresa intentará "aclarar" los problemas de Sniace al presidente del Gobierno en la reunión del próximo martes, aunque ya en el mes de julio se los expusieron en un encuentro celebrado en la propia fábrica y Diego "consideró que estábamos exagerando y lo restó valor", lamentó Portilla.

Canon de saneamiento

El sindicalista afirmó que con el aumento del canon de saneamiento, que se ha incrementado un 67% en los últimos años, y el nuevo 'céntimo verde', un impuesto "abusivo" cuyo coste se estima en 10 millones de euros, "no hay quien cuadre las cuentas". Recordó además que se están pagando las "fuertes inversiones" realizadas por Sniace, por valor de unos 80 millones de euros, y que el coste de la masa salarial es de 22 millones de euros.

"No es que Sniace no quiera pagar impuestos", de hecho "los está pagando constantemente", reivindicó Portilla, quien replicó a Diego que sin el 'céntimo verde', Sniace "seguiría con la situación actual, unos años mejor y otros peor", como viene haciendo hasta ahora.

Sobre el dato de los 13 millones de euros de pérdidas en 2012, el presidente del comité señaló que la empresa todavía no ha presentado el balance del año pasado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y, por lo tanto, "todavía no lo sabemos", pero "supongo que cuando Ignacio Diego lo dice, se basará en algo".

Hasta el momento el último dato publicado es el del tercer trimestre, y la "tónica" ha venido siendo de 1,1 millones de euros de pérdida cada trimestre, pero "ese no es el problema", insistió Portilla, porque el negocio de Sniace es "muy cíclico", "unas veces baja y otras sube", de hecho "venimos de ganar", subrayó.

"somos conscientes de que será un conflicto largo"

El comité de empresa se ha mostrado "muy satisfecho" por la "importante participación" registrada este viernes en la primera manifestación por el futuro de Sniace convocada tras la presentación por parte de la empresa de un ERE de suspensión para 330 trabajadores durante seis meses. Participación que se ha cifrado en más de 5.000 personas y que el comité espera que vaya en aumento en las próximas convocatorias, "a medida que los procesos productivos vayan parando"

"Somos conscientes de que va a ser un conflicto largo, ya estamos acostumbrados por la etapa anterior", declaró Portilla, quien destacó que muchos de los trabajadores actuales de Sniace son hijos de los trabajadores que protagonizaron la lucha de hace 20 años y entonces "lo vivieron desde fuera". El presidente del comité subrayó que el próximo martes, precisamente el día en que entrará en vigor el ERE, se cumplen 20 años del encierro en Sniace.

El periodo de consultas del ERE concluye este lunes con la reunión convocada a las nueve de la mañana, esta vez sin la presencia del presidente del grupo, Blas Mezquita, y por la tarde habrá una nueva asamblea de trabajadores a las 18.15 horas. La empresa tiene que registrar el resultado de la negociación antes de las dos de la tarde y todo parece indicar que se cerrará con desacuerdo dado que las posturas están "bastante alejadas".

El ERE supondrá la paralización total de la fábrica de fibras, en la que trabajan 220 trabajadores de los 330 afectados por el ERE. Este lunes a las seis de la mañana se iniciará el proceso de parada de estas instalaciones, que tardará de tres a cuatro días en completarse. Por su parte, la fábrica de fibras reducirá su actividad del 100 al 70%.

Contratas y proveedores,

También afectados

El presidente del comité de empresa advirtió de la problemática de las contratas, que es "mucho peor que la nuestra". En este sentido, explicó que esas empresas se están planteando despedir a los trabajadores de las contratas porque "no pueden aguantar el ERE", por lo que la realidad del ERE no son sólo los 330 trabajadores de Sniace, sino que hay que a esa cifra hay que sumar 40 puestos de trabajo más.

Al mismo tiempo, advirtió que Sniace va a dejar de consumir un importante volumen de materia prima, lo que va a afectar a otras empresas de la comarca como Solvay, la antigua AZSA o Armando Alvarez.

El principal escollo en la negociación del ERE ha sido la diferencia de posturas respecto a la duración del expediente, planteado inicialmente para seis meses. El comité de empresa sostiene que "todo lo que sobrepase los tres meses" puede suponer la pérdida de clientes, en especial en el caso de la fibra ignífuga, porque el mercado americano es "muy exigente" y cualquier retraso en las entregas puede hacer que cambien de proveedor.

La empresa ha ofrecido reducir la duración del ERE a cuatro meses pero con una prórroga de dos, lo que el comité entiende como una "tomadura de pelo" puesto que el resultado final sigue siendo de seis meses.

Además, el comité de empresa entiende que tres meses es tiempo "más que suficiente" para que las administraciones central y regional "se pongan a la tarea" e introduzcan modificaciones "en algún sentido" en la Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética, sobre todo en el nuevo impuesto que grava la cogeneración, que Portilla tildó de "auténtico disparate".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento