Del mismo modo, un joven madrileño tendría que dedicar sus ingresos íntegros durante 16 años para pagar una vivienda, frente a los 12 años de media en España y 13 en Cataluña. El presidente del Consejo de la Juventud, Juan Martínez, criticó que «ni en Madrid ni en ninguna otra comunidad se promueve suficiente vivienda protegida, dejando en manos de la iniciativa privada el dar respuesta a la necesidad de vivienda».