El delegado del Gobierno en Murcia, Joaquín Bascuñana, ha destacado este martes que el alijo de más de 110 kilos de cocaína que se encontraba oculto en un cargamento de 18 toneladas de hortalizas, incautado en la pedanía murciana de Sangonera la Seca, "ha impedido la puesta en el mercado de una mercancía cuyo valor bruto aproximado son 6 millones de euros, cifra que se triplica hasta los 18 millones de euros con el menudeo".

Así lo ha manifestado en la Comisaría de Policía Nacional de Cartagena, hasta donde se ha trasladado para felicitar personalmente al comisario jefe, Alfonso Navarro, y los agentes que participaron en la operación que permitió hace unos días la incautación de un camión con 111 kilos de cocaína ocultos en un camión de legumbres.

El delegado del Gobierno, acompañado por el jefe superior de Policía en la Región de Murcia, Cirilo Durán, ha subrayado la importancia de una operación, según informa la Delegación del Gobierno.

Bascuñana ha resaltado la "complejidad" de la operación y la "excelente" coordinación existente entre todas las unidades de la Comisaría de Cartagena, cuyos resultados se demuestran en operaciones como ésta.

El delegado del Gobierno ha mostrado su satisfacción por "el compromiso, la profesionalidad y la magnífica labor social que realizan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que hace que todos los ciudadanos puedan vivir tranquilos".

Siete detenidos

La operación se ha saldado con la detención de siete personas, entre ellas los responsables del transporte y de la distribución de la cocaína en España y el empresario que pretendía usar su negocio hortifrutícola como tapadera para el tráfico de drogas.

La droga desembarcó en el puerto de Algeciras procedente de Colombia y fue interceptado en su destino final, la localidad murciana de Sangonera la Seca. Los investigadores han solicitado al Juzgado de Guardia la entrega de la carga legal de hortalizas al Banco de Alimentos, ha informado la Policía en un comunicado.

La investigación se inició a finales del año pasado. Un empresario radicado en Murcia se había asociado con un transportista, con antecedentes por tráfico de drogas, para a través de la constitución de una empresa legal de importación y exportación de vegetales, introducir en España grandes cantidades de hachís y cocaína procedentes de Marruecos y Sudamérica.

Fruto de las indagaciones, se confirmó la llegada al puerto de Algeciras de un contenedor con destino a dicha empresa hortifrutícola. Desde ese momento, el cargamento fue vigilado por los investigadores, tanto su desembarco como su posterior traslado en camión hasta la localidad murciana.

Cuando el contenedor fue introducido en la empresa, donde se encontraban todos los integrantes del grupo organizado, los agentes procedieron a la intervención.

Entre la carga de hortalizas se hallaban 52 sacos con un total de 110,5 kilos de cocaína de gran pureza. Además, han sido incautados el camión con remolque utilizado para el transporte, así como otros tres vehículos y varios teléfonos móviles.

Siete personas fueron arrestadas in situ por un delito contra la salud pública: un ciudadano dominicano que controlaba la carga en origen y el transporte de la sustancia estupefaciente hasta España, dos ciudadanos colombianos responsables de la venta y distribución en España de la droga, el empresario, uno de sus trabajadores, el transportista y un familiar de este último; todos ellos de edades comprendidas entre los 34 y los 70 años de edad.

Consulta aquí más noticias de Murcia.