El responsable de la Oficina Técnica de Gijón El Llano Fachadas, Carlos García, ha aclarado este miércoles, en declaraciones a Europa Press, que el proyecto de rehabilitación de Jove, de la calle de Francisco Eiriz, se remonta a finales de 2008 y principios de 2009, y en 2011, se presentó ante el que era edil de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, pocos meses antes de las elecciones, el cual había accedido a estudiar la posibilidad de llegar a subvencionar hasta el 60 por ciento.

En aquel proyecto, ya se incluía el material SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior), con el que llevaban más de un año trabajando en la empresa. Un producto que, según García, adquieren directamente al Grupo Puma.

"No miramos quién está detrás", ha indicado sobre los proveedores por las vinculaciones aludidas por el PSOE de la empresa que lo fabrica, Morteros de Langreo, con el diputado de Foro Pelayo Roces, fundador de esa compañía en 1991. De hecho, ha dejado claro que no saben nada de esa relación de Roces con la empresa citada.

Ha resaltado que el Grupo Puma es una empresa española, que además tiene una planta en Asturias, y que tiene un producto de calidad, que cumple con la normativa europea, el documento de Idoneidad Técnica Europea y ha pasado todos los controles.

Para él, cuánto mejor comprar a una empresa española, con lo que no entiende las críticas. A esto, ha unido que la respuesta si hay algún problema es más inmediata y los portes más baratos. Ha puesto de ejemplo que el barrio de La Luz de Avilés se rehabilitó con ese sistema, y parte del material usado era del Grupo Puma.

García ha explicado que la idea de Jove surgió de cuando desde algunas comunidades de forma aislada pidieron presupuestos. Se vio entonces que la situación del barrio era generalizada, con patologías serias de humedades y desprendimientos. Ha recalcado que fueron tres años de trabajo con reuniones con las comunidades para ver la forma de poder hacer una acción en conjunto, en lugar de individual y se pensó en hablar con el Ayuntamiento para conseguir una subvención superior al 50 por ciento de las bases de entonces para el arreglo de fachadas.

En este sentido, tuvieron con Sanjurjo, actual presidente de la Junta General del Principado, dos o tres reuniones, a las que asistieron también presidentes de comunidades de vecinos de Jove. A ellas se llevó un dossier con las patologías que presentaban los edificios y la solución para la rehabilitación, que era entonces solo de las fachadas. Esa solución era precisamente el Traditerm, marca comercial del Grupo Puma de este material.

Ahorro energético y menor coste

García ha remarcado que el SATE lleva décadas usándose en Centroeuropa, sobre todo en Alemania, y ha destacado que genera un ahorro energético importante y es más económico que otros sistemas como pueda ser la fachada ventilada. En Gijón el Grupo El Llano ya lo había utilizado, pero en actuaciones que no entraban en criterios subvencionables por el Ayuntamiento en aquel momento.

Fue en esa reunión de dos o tres meses antes de las elecciones donde Sanjurjo les indicó que el Ayuntamiento podría llegar a subvencionar hasta el 60 por ciento, una cuestión que debería ser antes estudiada por los técnicos.

Por este motivo, ha señalado que se llevaba años con este proceso, aunque fue cuando Foro llegó a la Alcaldía cuando la regidora, Carmen Moriyón, hace el compromiso con Jove porque ya venía en su programa electoral este tipo de actuaciones en barrios degradados. "En campaña Moriyón no fue a Jove a prometer ningún tipo de subvención", ha incidido.

Sin compromiso de adjudicación

García también ha querido desmentir que no se están tramitando las subvenciones desde la sede de la empresa, sino que en las bases se exige a los vecinos una memoria justificativa donde se expliquen las carencias y patologías, así como documentación técnica, para que la Junta de Gobierno apruebe si tienen derecho a acceder a la subvención. "Ninguno firmó un compromiso con esta empresa de ninguna clase", ha remarcado, antes de incidir en que solo se facilitaba la tramitación para que supieran si tenían derecho o no a acceder a la subvención.

En cuanto al resto de barrios que optan a la subvención, ha indicado que había vecinos con los que ya tenían relación porque habían hecho ya algunas obras en esas zonas y, cuando salieron las bases de Foro, las comunidades de propietarios empezaron a moverse. Ha indicado que recurrieron a ellos como a otras empresas.

"Los vecinos no son tontos", ha apuntado, con referencia a que hasta que no se supo que tenían derecho a la subvención no iban a pedir los presupuestos. "No es nada nuevo", ha recalcado, antes de reiterar que no hubo compromiso de adjudicación previo.

Preguntado por el cambio en las bases de ayudas, ha considerado bueno que el Ayuntamiento conduzca un poco el proceso, para que las comunidades de propietarios "no carguen con un peso excesivo". Ha visto además bien que como el dinero es municipal, el Ayuntamiento ejerza un control. En cuanto a la repercusión que ha tenido esta polémica en la empresa, ha señalado que han registrado un aumento de personas que les vienen a traer el currículum.

Respecto a las obras en Francisco Eiriz, ha confiado en iniciarlas "en breve", y ha señalado que tendrán una reunión con los arquitectos para ultimar todas las cuestiones. Y aunque la previsión del plazo de ejecución es de 36 meses, ha expresado su deseo en poder finalizar las obras en dos o dos años y medio. Además, dado que se incluye el saneamiento, se empezará por el bloque 20 y se continuará hacia Eduardo Castro.

Ha destacado que los vecinos están "completamente volcados" con estas actuaciones, ya que llevaban varios años esperando. "Están tremendamente ilusionados con que empiece la obra", ha agregado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.