El conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Gabriel Company, ha anunciado este miércoles que el borrador de la Ley del Suelo de la comunidad está "prácticamente" finalizado, por lo que en un plazo de "una semana o diez días" se podrá "empezar a manejar públicamente".

Durante su intervención en el debate de los Presupuestos, el conseller del ramo ha indicado que ya ha mantenido diferentes encuentros con responsables de los partidos de la oposición sobre esta materia. Además, por otra parte, ha señalado que, en relación al suelo rústico, hay que comenzar a "empezar a ver y conocer las opiniones de todos" al respecto".

En este sentido, el conseller ha defendido la necesidad de que exista el "máximo diálogo" en estas normativas "para conseguir la máxima estabilidad posible" en unas leyes que, ha dicho, son "fundamentales" para la comunidad.

Por otro lado, se ha referido a los despidos previstos en el Ibanat y en Espais de Natura Balear y, si bien ha admitido que se trata de una decisión que no es "agradable", ha asegurado que al Govern no le queda "más remedio" que adoptarla.

Asimismo, ha reiterado que "no se ha amortizado ningún puesto de trabajo destinado a la lucha contra incendios" puesto que la mayoría de los empleos que se amortizan son administrativos, que tramitaban ayudas medioambientales que se otorgaban hace años.

Así, ha considerado que "se puede funcionar perfectamente" tras la fusión entre estas dos entidades y, además, ha dicho que "hay trabajos que desde el sector primario se pueden hacer por parte de los payeses" como el mantenimiento forestal. También ha criticado que el Pacte pasase de 105 a 155 los trabajadores "cuando había las mismas hectáreas para mantener".

No obstante, por su parte, el diputado del PSM-IV-ExM, Antoni Alorda, le ha pedido en varias ocasiones que reconsidere estos despidos y le ha ofrecido el apoyo de su grupo en las medidas alternativas que pueda adoptar para no despedir a estos trabajadores.

Por otro lado, el conseller ha hecho hincapié en que su departamento no "calla" ante el Gobierno central y ha asegurado que Madrid les "está echando una mano en temas de remanentes", algo que, según ha dicho, "sólo hace con Baleares".

También ha negado que se estén "desmantelando" todas las políticas medioambientales de la comunidad y ha asegurado que "todo el Govern" está "muy sensibilizado" con la depuración de aguas.