La Fiscalía de Sevilla ha mantenido su petición de entre dos años y medio y diez años de cárcel para los acusados de abusar sexualmente de un menor de 13 años con una minusvalía mental del 78 por ciento, al que llegaron a pagar en algunas ocasiones cinco euros, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

De este modo, las mismas fuentes han indicado que la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha acogido este miércoles el juicio contra tres de los acusados, ya que el cuarto imputado será enjuiciado en otra vista oral debido a la enfermedad que sufre la abogada que lo defiende, lo que es posible al tratarse de conductas "individualizadas" que pueden ser juzgadas por separado.

Así, la Audiencia Provincial ha acogido este miércoles la vista oral contra tres de los acusados, para los que pide penas de entre dos años y medio y diez años de cárcel, mientras que el cuarto de los imputados será enjuiciado próximamente.

El juicio contra los tres acusados, todos ellos de avanzada edad y que han negado siempre los hechos que se le imputan, se ha celebrado a puerta cerrada y ha contado con la declaración de los imputados, de la víctima —ingresada actualmente en un centro de protección—, del responsable de la Guardia Civil que investigó los hechos y de diversos testigos, tras lo que ha quedado visto para sentencia.

Los hechos,

Según la fiscalía

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el representante del Ministerio Público señala que los hechos tuvieron lugar en 2008, cuando los acusados abusaron de manera reiterada del menor aprovechándose para ello "de su retraso mental, de su marcado infantilismo y su carácter desinhibido".

Así, y según sostiene el fiscal en su escrito, M.V.L. ofreció en varias ocasiones cinco euros a la víctima "a cambio de masturbaciones, felaciones y penetraciones anales, frecuentando para ello unas cabrerizas", mientras que S.R.Q., en más de una ocasión, se llevó al campo al menor y, también a cambio de cinco euros, "conseguía que el menor le realizará felaciones y se dejara penetrar".

De su lado, A.L.R. conseguía a cambio de dinero que el menor acudiera a un campo junto a su vivienda y "le practicara masturbaciones y se dejara penetrar analmente", mientras que F.D.V. aprovechó las ocasiones en las que el menor se encontraba en su domicilio para que le masturbara.

Hay que destacar que tanto S.R.Q. como F.D.V. padecen un "retraso mental ligero-moderado que afecta de manera importante a su capacidad de entender y querer", asegura la Fiscalía, que relata que la Junta de Andalucía declaró al menor en situación de desamparo y lo ingresó en un centro de protección.

Añade la Fiscalía que los hechos han provocado en la víctima "un impacto en su desarrollo psicosocial muy grave, sufriendo un elevado estado de ansiedad, sentimiento de desprotección y conocimiento inadecuado y precoz de la sexualidad", lo que la ha obligado a someterse a tratamiento psicológico.

La fiscal pide diez años de prisión para A.L.R. y M.V.L.; cinco años de cárcel para S.R.Q., y dos años y medio para F.D.V..

Consulta aquí más noticias de Sevilla.