Árbol de Navidad
Árbol de Navidad
Faltan208días

¿Buscas un número? Introdúcelo en el buscador y te decimos en qué administraciones se vende.

Las fiestas navideñas suponen (¿obligan?) decorar la casa, darle un toque distinto, basándonos o no en la iconografía habitual. Ya es momento de añadirle creatividad y diferencia... que los tiempos están cambiando. Pero si apostamos por lo clásico habrá que seguir contando con  el belén, el árbol y el espumillón.

Plateados y dorados confieren elegancia y clase a la casaPara decorar la casa con el estilo más ortodoxo de la Navidad, y hacerlo bien, debemos atender hasta el último detalle: la armonía cromática, el diseño, los adornos, la mesa, los textiles, los complementos y hasta la luz. Fotocasa nos da algunas pautas.

El color estrella para estos días es el blanco, junto con los típicos tonos rojos y verdes, si bien siempre podemos encontrar combinaciones más sobrias en oro y plata. Los primeros le dan un aire tradicional a la estancia, si bien los plateados y dorados le confieren elegancia y clase.

Todos los complementos (cristalería, vajilla, candelabros, centros de mesa, etc) que en estas fiestas adornen nuestro hogar deben estar armonizados cromáticamente, no solo entre ellos, sino también con la decoración del entorno.

El centro está en la mesa

El corazón del espíritu navideño lo encontramos en la mesa, alrededor de la cual giran las reuniones familiares de estas fiestas. Por eso, cuidar la decoración de esta tiene prácticamente la misma importancia que el menú realizado.

Para empezar, ésta debe vestirse con mantelería y servilletas a juego, a poder ser, de hilo u otros tejidos elegantes. El servicio puede ir desde lo más tradicional, de porcelana con ribeteados dorados o plateados, incluso motivos navideños, hasta vajillas de diseño, más modernas y sobrias. Sea cual sea el diseño de esta, las formas redondeadas predominan en la mesa.

Los accesorios para la mesa son básicos en este estilo decorativo. No puede faltar ni un solo detalle: bandejas, servilleteros, copas, platillos para el pan, salseras, bandejas… todos ellos combinados, a poder ser, con pequeños adornos navideños como lazos, cascabeles o pequeñas bolitas de árbol. Además, presidida por el centro de mesa, que puede estar compuesto por velas, adornos florales u otros accesorios decorativos.