El presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, ha asegurado este miércoles que la central nuclear burgalesa de Santa María de Garoña es "viable" económicamente, pese al nuevo gravamen al sector energético, con el que pretende justificar el cierre anticipado la empresa Nuclenor, propietaria de la planta.

"Garoña todavía es viable económicamente y, por consiguiente, estamos ante una decisión empresarial", ha aseverado Rico en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de reiterar que el cierre anticipado de la infraestructura es una decisión del ámbito privado.

Al respecto, ha destacado la importancia del "compromiso con el territorio", teniendo en cuenta la trayectoria de la central y los puestos de trabajo que dependen de ella, de forma directa o indirecta.

Por otro lado, ha insistido en que el Proyecto de Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética afecta a todo el sector y no solo a la planta burgalesa.

"No es una tasa contra la central de Garoña, sino del sector energético"; ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Burgos.