Obras como el lienzo Virgen del Rosario de Pedro Atanasio Bocanegra o las tallas de San Antonio de Padua de Alonso Cano y el Niño de San Cayetano de Torcuato Ruiz del Peral son algunas de las joyas del barroco granadino que el visitante podrá admirar a partir de este miércoles en el Palacio de los Condes de Gabia, reunidas en la exposición 'Meditaciones sobre un infante. El Niño Jesús en el Barroco Granadino', organizada por la Delegación de Cultura de la Diputación de Granada.

La muestra reúne 40 obras de una veintena de autores, entre ellos Alonso Cano, Alonso y Pedro de Mena, José de Mora, Sánchez Cotán o La Roldana.

Como introducción a la exposición cuatro piezas aparecen frente al espectador, en la misma línea temática que el corpus general de la muestra, pero hechas fuera de los talleres o estudios granadinos, concretamente de Italia, Madrid o Sevilla, extramuros de Granada. Se trata de la Virgen con Niño dormido del pintor italiano Giovanni Battista Salvi, más conocido como Il Sassoferrato, la Virgen nazarena y la Virgen de leche de la escultora Luisa Roldán La Roldana y la Sagrada Familia del también imaginero sevillano Domingo Martínez.

Superado este prólogo, la muestra se estructura en tres aparatados: el primero, dedicado a la imagen de Cristo Infante como único protagonista; el segundo, sobre la representación de su figura acompañado de la Virgen María, San José y los Santos y por último, un capítulo especial sobre representaciones pictóricas de la Virgen con el Niño de la escuela barroca granadina. En total son cuarenta obras y cerca de una veintena de autores, entre ellos, Alonso Cano, Alonso y Pedro de Mena, José de Mora, Sánchez Cotán, Pedro Bocanegra o Ruiz del Peral.

El diputado provincial de Cultura, José Antonio González Alcalá, ha destacado durante la presentación que "la muestra está centrada en el protagonista de la Navidad, el Niño Jesús, y sigue la misma línea de la exposición navideña Et in terra pax del año pasado, que tuvo gran éxito de visitas y enorme trascendencia y persigue, como aquella, descubrir al público las joyas ocultas de la ciudad y la provincia de Granada, que apenas son conocidas por la población, al tratarse de obras intimistas creadas para la oración de pequeños grupos cristianos, en conventos, monasterios y congregaciones".

En este sentido, González Alcalá ha detallado que "una gran parte de las obras expuestas son donaciones de familias adineradas de los siglos XVII y XVIII, encargadas a notables imagineros granadinos, que eran entregadas como dote para el ingreso de sus hijas novicias en los conventos".

El comisario de la muestra, el galerista Ceferino Navarro, ha señalado que 'Meditaciones sobre un infante' no es una muestra que tenga un único y rígido hilo conductor, no se detiene en la elaboración de un corpus hermético cronológico, más bien pretende ser una exposición abierta, que de origen a posteriores estudios concretos". A su juicio, se trata de "un trabajo para los sentidos" que intenta alcanzar la alta calidad de la exposición precedente (Et in terra pax) y cuya única máxima es "sentir, solamente sentir".

Por su parte, el coordinador de Cultura de la Diputación, Joaquín Abras, ha resaltado que "en esta institución tenemos la convicción de que la Navidad es una causa de gran producción cultural en todas las artes: escultura, pintura, poesía y música, y por ello, tratamos de sacar a la luz cada año lo que nadie ha visto durante muchos siglos".

Abras ha querido agradecer expresamente la colaboración decisiva de Antonio Muñoz Osorio, responsable de Patrimonio del Arzobispado granadino y ha señalado que el periodo de visitas de la muestra se ha ampliado en esta ocasión hasta final de febrero con el objetivo de que "el público universitario, de las distintas facultades y escuelas artísticas de Granada, y también de la provincia, pueda disfrutar de la muestra extensamente".

La exposición 'Meditaciones sobre un infante', organizada por la Delegación de Cultura de la Diputación de Granada, ha sido posible gracias a la estrecha colaboración con el Arzobispado de Granada, el Obispado de Guadix, el Archivo Museo Casa de los Pisa, la Fundación Rodríguez Acosta y un buen número de monasterios y conventos de la ciudad de Granada y su provincia. La muestra puede visitarse hasta el próximo 27 de febrero de 2013, de lunes a viernes de 18,00 a 21,00 horas, sábados de 11,00 a 14,00 horas y de 18,00 a 21,00 horas y domingos y festivos de 11,00 a 21,00 horas.

Consulta aquí más noticias de Granada.