Los grupos municipales de Compromís y EU en el Ayuntamiento de Valencia se han mostrado en contra de la libertad horaria comercial, porque consideran que solo beneficiará a las grandes superficies, mientras que perjudicará a los pequeños comerciales.

La concejala de Compromís Consol Castillo y la edil de EU Rosa Albert han criticado en sendos comunicado la decisión de la Junta de Gobierno Local de solicitar a la Conselleria de Economía la declaración de cuatro "zonas de gran afluencia turística" en la ciudad para que sus comercios puedan tener "libertad horaria".

Castillo ha exigido a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que demostre "con datos" los beneficios que, según la primera edil, tendrá para la economía local y la generación de puestos de trabajo. "Queremos los estudios que justifican una medida como ésta, que entra en contradicción con la filosofía de vida de una ciudad mediterránea como Valencia", ha destacado.

Asimismo, ha añadido: "Queremos saber cómo influirá en la precariedad de los puestos de trabajo, en la temporalidad de los mismos, cómo afectará al pequeño comercio, a las miles de familias que, ante una situación de crisis como la actual, no quieren ayudas a los poderosos, sino que esperan otras medidas de las administraciones públicas".

En opinión de la edil de Compromís, con la propuesta de libertad de horarios comerciales, la alcaldesa de Valencia "se ha puesto al frente de las grandes superficies comerciales y ha dado la espalda al pequeño comercio, de proximidad, que es, al final, el que hace tejido ciudadano, de barrio"

Para Consol Castillo, "Rita Barberá hace mucho tiempo que ha perdido el pulso a esta ciudad. Es capaz de presentar un pacto por el empleo sin dotación económica seria, más allá del paripé de foto oficial. Y es capaz de asegurar, sin caerle la cara de vergüenza, que la propuesta de libertad de horarios a todos los centros comerciales dinamizará la economía", ha lamentado.

Por su parte, Rosa Albert ha mostrado su oposición a esta propuesta puesto que implica que, una vez más, "el PP toma de forma unilateral una decisión que va a afectar directamente a centenares de pequeños comercios en la ciudad de València y que supone una apuesta decidida por las grandes superficies con menoscabo del pequeño comercio al que va a condenar a su desaparición".

La concejala de EU ha lamentado que los 'populares' "se dedican únicamente a beneficiar a las grandes empresas y superficies en lugar de buscar soluciones y facilitar ayudas para aquellos pequeños empresarios que, desgraciadamente, verán caer sus negocios una vez que se apruebo la propuesta del PP".

ACLARACIÓN

La edil ha anunciado que, a través de los diputados de EUPV en las Corts Valencianes, solicitarán "una aclaración" de la norma que regula las declaraciones de Zonas de Gran Afluencia Turística y las condiciones que deben cumplir las mismas, puesto que consideran que "no se pueden meter en el mismo saco a las cuatro zonas anunciadas por Barberá".

A su juicio, "la interpretación que hace el equipo de gobierno de la ley autonómica no es la correcta ni objetiva, sino absolutamente partidista con el único objetivo de prevalecer los intereses de unos pocos empresarios con menoscabo de otros muchos".

Además, ha defendido la necesidad de aprobar que a las grandes superficies se los cobre una tasa por esta libertad de horarios. "Una vez más nos encontramos con que el equipo de gobierno del PP ha tomado una decisión de forma unilateral sin contar ni con la oposición municipal ni tampoco con una de las principales partes implicadas".

Por ello, Rosa Albert ha anunciado que EU pedirá una reunión con la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico para que les trasladan "sus propuestas e inquietudes", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.