El edificio del Centro Tecnológico de Componentes, ubicado en el Parque Científico Tecnológico (PCTCAN) y que este martes ha sido visitado por el presidente regional, Ignacio Diego, podría pasar a ser propiedad de la empresa pública Sodercan (Sociedad para el Desarrollo de Cantabria).

Así lo ha anunciado Diego en su visita, en la que, además, ha garantizado la colaboración del Gobierno regional para garantizar la "viabilidad futura en las mejores condiciones" del Centro Tecnológico de Componentes.

Según ha explicado el presidente regional, actualmente el edificio es del Centro Tecnológico de Componentes y podría pasar a ser propiedad de Sodercan "para liberar" al CTC de las cargas actuales a las que tiene que hacer frente, quedando este Centro como usufructuario gratuito de las instalaciones durante su existencia.

Por otra parte, en su visita, Diego ha destacado el "enorme potencial" de este centro tecnológico cántabro y la capacitación de sus trabajadores, la mayoría de los cuales son ingenieros y científicos.

En el transcurso de la visita, el presidente cántabro ha mantenido un encuentro con los responsables del CTC, encabezados por la presidenta de su Patronato, Isabel Bolado; el presidente de la Comisión Ejecutiva, Eduardo González-Mesones, y director general, Iñaki Gorrochategui.

A ellos, les ha transmitido su "disposición de coordinación, corresponsabilidad y trabajo conjunto" para atender sus necesidades y "ser útiles" a las empresas de Cantabria, fundamentalmente, aunque el centro también realiza proyectos de ámbito nacional e internacional, que representan, en este último caso, el 13 por ciento de su actividad.

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo también ha estudiado con los dirigentes del CTC posibles nuevas vías de financiación al margen del 20 por ciento que el Gobierno aporta del total de su presupuesto, que ronda los 2 millones de euros anuales.

Entre esas fórmulas, y además de la del edificio, Diego ha citado otras posibilidades, como, por un lado, el acceso del Centro Tecnológico de Componentes a las convocatorias de la Comisión Arco Atlántico, que en la actualidad preside el propio Ignacio Diego, y, por otro lado, estrechar la colaboración con el CIMA y el CIFA, los dos centros de investigación propiedad del Gobierno cántabro.

Por su parte, Gorrochategui ha subrayado que "a pesar de las dificultades" por la crisis económica, el CTC ha incrementado en 2012 un 13 por ciento sus ingresos vía proyectos de I+D con respecto al año pasado.

CTC

En su visita, Diego ha conocido el funcionamiento del Centro Tecnológico de Componentes, que cuenta con un presupuesto anual que ronda los 2 millones de euros con una aportación del Gobierno regional del 20 por ciento, y los principales proyectos en los que trabaja.

El Centro Tecnológico de Componentes nació en el 2000 y ocho años después de incorporó al Grupo SODERCAN. En 2011 se transformó en fundación privada, con una mayoría de participación privada y en torno a un 12 por ciento pública.

Su patronato está conformado por 18 empresas, entre ellas ENSA, Gerdau, Gamesa, SIEC, Oxital Arruti, Emilio Bolado, EON Renovables, ITM Sistemas, Banco Santander o Caja Cantabria) y 3 instituciones públicas (SODERCAN, Universidad de Cantabria e Instituto de Hidráulica).

En la actualidad cuenta con unos 25 trabajadores y su objetivo es contribuir al beneficio general de la sociedad y a la mejora de la competitividad de las empresas mediante la generación de conocimiento tecnológico, realizando actividades de I+D+i y desarrollando su aplicación.

El CTC aspira a convertirse en el socio tecnológico de las empresas de la región, especialmente de las Pymes, para potenciar su competitividad y sostenibilidad, y contribuir al desarrollo socio-económico de Cantabria.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.