El importe neto de la cifra de negocios de las empresas de la industria manufacturera alcanzó los 54.909,8 millones de euros en 2011 en Andalucía, lo que supone un incremento del 10,6 por ciento en relación con 2010, lo que supone que el negocio manufacturero aumentó el doble en Andalucía en comparación con España, donde el negocio aumentó un 5,1 por ciento más que en 2010.

De esta forma, Andalucía aglutina el 11,8 por ciento del negocio nacional, cifrado en 465.399 millones de euros. Así, las comunidades con mayor participación en la cifra de negocios en el año 2011 fueron Cataluña (con el 23,6 por ciento del total), Andalucía (11,8 por ciento) y Comunidad Valenciana y País Vasco (ambas con 10,3 por ciento). Por su parte, las que tuvieron menor peso en la cifra de negocios fueron Baleares (0,4 por ciento), Extremadura (0,9 por ciento) y La Rioja y Canarias (ambas con 1,1 por ciento).

Además, las comunidades autónomas con mayor aumento en su facturación industrial en el 2011 fueron Canarias (21,3 por ciento), Región de Murcia (11,3 por ciento) y Andalucía (10,8 por ciento). Por el contrario, las comunidades autónomas con descenso en su facturación industrial fueron Baleares (-18,0 por ciento), Comunidad de Madrid (-1,9 por ciento) y Extremadura (-1,1 por ciento)

Asimismo, la comunidad andaluza registra 175.203 personas ocupadas, un 9,4 por ciento del total nacional, cifrado en 1.862.772 ocupados en la industria.

A nivel nacional, el importe neto de la cifra de negocios de las empresas de la industria manufacturera alcanzó los 465.399 millones de euros en 2011, un 5,1 por ciento más que en 2010, mientras que el número de personas ocupadas en dichas empresas fue de 1.862.773 personas, un 4,6 por ciento menos, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las ramas de actividad que más contribuyeron al total de la cifra de negocios de 2011 fueron la alimentación (con un 18,3 por ciento), los vehículos de motor (11,4 por ciento) y la industria del petróleo (10,5 por ciento).

Sin embargo, las ramas de actividad que ocuparon a un mayor número de personas fueron la alimentación, con el 16,7 por ciento del total, y la fabricación de productos metálicos, con el 13,5 por ciento.

Las ramas de actividad con mayor crecimiento en la cifra de negocio fueron la industria del petróleo (39,2 por ciento), la alimentación (nueve por ciento) y la industria química (8,9 por ciento).

Por su parte, las ramas que sufrieron un mayor descenso en las ventas fueron el material de transporte, excluido vehículos de motor (-12,6 por ciento) y el material y equipo eléctrico, electrónico y óptico (-11,6 por ciento).

En un mayor nivel de desagregación, las actividades que tuvieron mayor peso en la cifra de negocios total fueron refino de petróleo (10,5 por ciento), fabricación de vehículos de motor (7,5 por ciento) y fabricación de productos químicos básicos (4,9 por ciento).

En cuanto al empleo, las actividades que tuvieron un mayor porcentaje de personas ocupadas fueron la industria cárnica (4,5 por ciento), la panadería y pastas alimenticias (4,2 por ciento) y la fabricación de productos de plástico (3,8 por ciento).

Según el INE, el 67,8 por ciento de las venta de empresas manufactureras de 2011 se realizaron dentro de España, mientras que el 22 por ciento se dirigió a países de la Unión Europea y el 10,2 por ciento al resto del mundo.

Por ramas de actividad, vehículos de motor fue la que tuvo un mayor porcentaje de ventas fuera de España, con el 62,5 por ciento de sus ventas. Esta actividad y material de transporte fueron las únicas que vendieron más en el mercado exterior que en el nacional.

En el lado opuesto se situó la reparación e instalación de maquinaria y equipo, que presentó el menor porcentaje de ventas en el extranjero, con el 14,7 por ciento de sus ventas.

Las grandes empresas, EL 52,5 por ciento

De la cifra de negocio

Por tamaño de empresa, las grandes (con 250 o más trabajadores) representaron el 52,5 por ciento del total de la cifra de negocios de la industria manufacturera. Las medianas (entre 50 y 249 trabajadores) supusieron el 23,4 por ciento y las pequeñas (menos de 50 trabajadores), el 24,1 por ciento.

En tres ramas de actividad las empresas grandes generaron más de un 80 por ciento de la cifra de negocio: la industria del petróleo (99,2 por ciento), los vehículos de motor (86,5 por ciento) y la industria farmacéutica (81,9 por ciento).

Por su parte, las empresas pequeñas tuvieron un mayor peso en la cifra de negocio en la industria textil, confección, cuero y calzado (60,1 por ciento) y en madera y corcho (63,3 por ciento). En cuanto a las personas ocupadas, el 46,3 por ciento trabajó en empresas pequeñas, mientras que el 24 por ciento lo hizo en empresas medianas y el 29,7 por ciento en empresas grandes.

Más del 70 por ciento de las personas que trabajaron en las ramas de madera y corcho y en industrias manufactureras diversas lo hicieron en empresas pequeñas, mientras que en la industria del petróleo, vehículos de motor y materia de transporte (excepto vehículos de motor) más del 70 por ciento de las personas ocupadas trabajaron en grandes empresas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.