El exvicepresidente de la Generalitat catalana y expresidente de ERC, Josep-Lluís Carod-Rovira, ha manifestado este martes que "la política valenciana se parece mucho más a la política italiana que la de Cataluña", durante la presentación en Valencia de su libro 'La passió italiana', Premi Octubre de Narrativa 2012.

A preguntas de los periodistas acerca de la situación política de la Comunitat, ha indicado que "el País Valenciano, después de muchos años de gobierno del PP, entra en una fase de fatiga de determinados métodos que, bajo la forma de ambiciones faraónicas, en el fondo escondían un mundo de corrupción y un mundo de competencia".

Ha valorado, en este sentido, la "importante irrupción" de "la pluralidad política, democrática y con una visión nacional" en "muchos ayuntamientos del País Valenciano, empezando por su capital", y ha subrayado que "todo apunta" a que, en las próximas elecciones, "es posible que se abra paso hacia una alternancia" con la que "la lengua y la cultura propias del País Valenciano no tendrían que sufrir" y "tendrían el trato normal que los gobiernos normales dan a sus lenguas en los países normales, justo lo contrario que ahora".

Carod-Rovira ha rehusado pronunciarse sobre la instauración de ERC en la Comunitat y, en cuanto a si las formaciones independentistas deberían renunciar a presentarse en 2015 para favorecer a otras opciones, ha señalado que "sería un error que las fuerzas que, desde posiciones progresistas y de izquierdas, defienden el derecho del pueblo valenciano a defender su futuro, no sumasen y, presentándose, redujeran las posibilidades de éxito de esas otras fuerzas".

En cuanto al posible perjuicio para esas formaciones de que el PPCV hable de un hipotético "tripartito a la catalana", ha indicado que "el anticatalanismo siempre ha sido un argumento de la derecha valenciana prefranquista, franquista y postfranquista", pero que ese argumento "cada vez vende menos" dado que "queda claro que, gobierne quien gobierne en Madrid, los intereses económicos del País no son tenidos en cuenta, son castigados repetidamente".

"El arma del anticatalanismo se ha quedado sin munición porque se impone la realidad y no tiene sentido que territorios próximos en todo no colaboren y que haya quien pretenda mantener de forma permanente unas hostilidades con interés exclusivamente electoral que lo único que hacen es perjudicar a la gente", ha sentenciado.

Carod-Rovira ha tildado de "absolutamente inexplicable" que el Consell del PP "se haya preocupado tan poco por su propio territorio porque ha sido incapaz, mandando los suyos, de conseguir hacer una prioridad el Corredor Mediterráneo, que es una urgencia absoluta".

"será un trato de buenos vecinos"

El exlíder de ERC ha augurado que las relaciones mejorarán "cuando Cataluña sea independiente", ya que la Comunitat "tendrá al lado un estado soberano amigo, independiente, con la misma lengua y cultura, la misma estructura empresarial de pequeña y mediana empresa y un idéntico carácter exportador". "Es lógico que las relaciones con ese estado amigo sean infinitamente mejores porque ya no habrá excusas de enemigos exteriores, será un trato de buenos vecinos", ha zanjado.

Además, ha apuntado que "la lengua tendrá un estatus internacional absolutamente diferente, en la medida en que será una lengua oficial en la Unión Europea y en Naciones Unidas con más potencia que ahora".

Carod-Rovira ha incidido en que "todo apunta a una mejora absoluta de las relaciones" y que "lo único que es imprevisible es la reacción del nacionalismo español, sea de derechas o de izquierdas", para "impedir que el deseo de soberanía de Cataluña pudiese contagiarse al País Valenciano", a lo que ha agregado que este movimiento "siempre se ha distinguido por su fuerza, pero no por su inteligencia".

Preguntado por si esa mejora se daría con independencia de quien gobernase en la Comunitat, ha manifestado que "todo hace pensar que las relaciones serían mejores con quien nunca ha alzado la bandera del anticatalanismo como rédito electoral", pero que "gobierne quien gobierne, se encontrará justo al lado un estado europeo nuevo, independiente, que comparta su lengua, cultura, estructura económica y potencialidad exportadora, y esté más comprometido que nunca con el Corredor Mediterráneo, y tendrán que estar bien por naturaleza".

"rumores malintencionados,

Infamias y difamaciones"

Por otro lado, en cuanto a las informaciones periodísticas que apuntan a que dirigentes de CiU tienen cuentas en Suiza, lo ha atribuido a las "maniobras miserables de cierta prensa española" para "perjudicar los liderazgos" de quienes "se expresan en clave soberanista" en Cataluña, a través de "mentiras, rumores malintencionados, infamias y difamaciones" sobre esas personas.

Carod-Rovira ha recordado que, en 2004, fue objeto de la misma acusación y la Audiencia Nacional certificó que "era una falsedad" y ha opinado que "lo que es realmente miserable es ver la impunidad con que en el Estado español es posible difamar y mentir sobre la vida de determinadas personas cuando éstas ponen en cuestión la integridad territorial del Estado". "Lo que parece sorprendente es que, después de todo esto, haya gente que aún nos pregunte a algunos catalanes por qué queremos ser independientes de España", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.