El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha afirmado este martes que la gestión de residuos debe ser "respetuosa" con el entorno para garantizar un "desarrollo económico y social sostenible" de la Comunitat.

Alberto Fabra se ha referido de esta manera en su discurso de inauguración de la planta de tratamiento de residuos urbanos del Plan Zonal VI, VII y IX de Lliria (Valencia), donde se tratarán los residuos sólidos urbanos de los municipios del Camp de Turia y Los Serranos, sumando un total de 61 poblaciones y 250.000 vecinos, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

El jefe del Consell ha destacado que en la Comunitat Valenciana se generan 2.675.000 toneladas de residuos al año. Por eso, ha instado a la población y las instituciones a "tomar conciencia en esta materia", ya que "debemos buscar instalaciones como éstas que garantice que éstos residuos no supongan ningún problema para el turismo, la seguridad de las personas o la imagen de la Comunitat".

Por ello, ha asegurado que desde el Consell se está trabajando para "conseguir que esta comunidad sea una referencia en cuanto al tratamiento de residuos y la eliminación de los mismos" y, para ello, "es fundamental concienciar a los ciudadanos de la necesidad de sustituir progresivamente los vertederos tradicionales por otras fórmulas alternativas, como la reutilización, el reciclaje o la reducción de los residuos, que son mucho más eficaces y eficientes, y garantizan la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente", ha destacado.

Según ha explicado el jefe del Consell en su intervención, la entrada en funcionamiento de esta planta "puntera" es "la mejor solución para la gestión de los residuos urbanos en estas comarcas para los próximos 20 años y ha recordado que, con una inversión de 18 millones de euros, garantiza "el modelo sostenible y medio ambiental que queremos para todos y cada uno de nuestros municipios".

Regeneración del paisaje

En este sentido, ha destacado que esta planta de tratamiento se integra junto al antiguo vertedero "y donde ya se ha regenerado exitosamente el paisaje". Además, se ha dotado a la planta de maquinaria y tecnología moderna para reducir las emisiones y evitar la generación de olores, y se han aplicado medidas de ahorro energético que permitirán reducir aproximadamente un 10 por ciento el consumo energético. Asimismo, todas las aguas residuales de la planta son recuperadas y tratadas, así como reutilizadas en el proceso industrial.

En este momento, más del 75 por ciento de la Comunitat ya tiene instalaciones de tratamiento de residuos dentro de las zonas y consorcios establecidos, "para que puedan dar respuesta a las necesidades que tienen los vecinos y trabajar de acuerdo con los criterios de sostenibilidad y respeto al medio ambiente".

Por último, el 'president' ha remarcado que esta planta es "una muestra del compromiso de todos y para todos", y ha concluido que "éste es el camino que tenemos que hacer: seguir trabajando para ofrecer instalaciones de este tipo por toda la Comunitat".

Consulta aquí más noticias de Valencia.