El Consejo de Gobierno ha acordado este martes iniciar la elaboración del Plan Andaluz de la Bicicleta, que tendrá como principal objetivo fomentar un mayor uso de este medio de transporte en las aglomeraciones urbanas de la comunidad, de tal manera, que en un plazo de cinco años, el 10 por ciento de los desplazamientos obligatorios se realicen en 'bici', tomando como referencia el desarrollo que ha tenido en la ciudad de Sevilla.

El documento fijará los criterios básicos para el desarrollo de una política de movilidad sostenible que favorezca el trasvase de viajes en vehículos motorizados privados a los no motorizados, en coordinación con un paralelo fomento del transporte público colectivo, según ha informado la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno.

Asimismo, ha agregado que contribuirá a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, disminuir el consumo energético del transporte, favorecer la salud pública, promover un desarrollo turístico sostenible en Andalucía e incentivar la modalidad deportiva del ciclismo.

Para el cumplimiento de estos objetivos, la nueva estrategia promovida por la Consejería de Fomento Vivienda tomará como referencia el éxito del Plan Director de la Bicicleta de Sevilla, capital en la que actualmente se realizan más de 24 millones de desplazamientos anuales en sus 120 kilómetros de vías ciclistas y donde el índice de uso de este medio de transporte pasó del 0,6 por ciento al 9 por ciento entre 2006 y 2011, un incremento que se prevé introducir entre las previsiones y metas para el resto de las aglomeraciones urbanas andaluzas.

El plan, que deberá estar redactado en 2013, tendrá como ámbito de aplicación todos los entornos metropolitanos de las capitales de provincia y del Campo de Gibraltar, con la posibilidad de ampliarlo a otras ciudades de más de 50.000 habitantes. Sus disposiciones abarcarán la planificación de las infraestructuras viarias y también aspectos como el aparcamiento, la intermodalidad, la concienciación ciudadana y el dispositivo administrativo necesario.

Recursos económicos

Asimismo, se identificarán las prioridades de actuación, incluirá su programación, planificación temporal y valoración económica, y determinará los recursos económicos que deben ser utilizados para su ejecución. De igual modo, contendrá un programa de seguimiento.

La consejera ha recordado que en los presupuestos andaluces para 2013 se incluye una partida de 10 millones de euros para la movilidad sostenible en bicicleta.

Durante el proceso de elaboración, que contará con la participación de agentes económicos y sociales, la Consejería de Fomento y Vivienda tendrá en consideración la planificación medioambiental autonómica y estatal, así como las orientaciones de la política de movilidad de la Unión Europea.

El texto también se someterá a la Ley de Ordenación del Territorio y se ajustará al Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía y a los planes territoriales de ámbito subregional que le afecten.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.