La falta de recursos económicos por la situación actual de crisis financiera hará que la gestión del área durante 2013 se "quede coja", según ha adelantado este martes la consejera de Agroganadería y Recursos Autóctonos, María Jesús Álvarez, quien ha participado en la reunión del Comité de Gestión del Parque Nacional.

En rueda de prensa, junto con el director del parque, Rodrigo Robledano, y la directora general de Recursos Naturales, Fina Álvarez, la consejera ha destacado "el complejo contexto económico" en el que se ha desarrollado la gestión de 2012, año en que Asturias ha presidido el área, regido por un gobierno intercomunitario. El próximo ejercicio, será el turno de Cantabria.

Preguntado por las actuaciones que dificultará la falta de recursos, Robledano se ha referido a la habilitación de rutas y de centros para discapacitados, labor prevista en colaboración con Cruz Roja, el arreglo de pistas forestales o el seguimiento de especies.

Tanto el director del parque como la consejera han incidido en que de cara al próximo ejericicio habrá que priorizar actuaciones, entre las que citó, por ejemplo, los seguimientos poblaciones de la especie del urogallo. Así, María Jesús Álvarez ha recordado que en 2012 "ya ha habido que priorizar", viéndose afectadas por ejemplo las labores de desbroce.

LOBO

Álvarez ha informado del incremento de la población de lobos, que actualmente ocupa su extensión de terreno tradicional dentro del parque, llegando a observarse su presencia incluso en la falda sur de la sierra del cuera.

Actualmente, el número de grupos familiares ha aumentado de cinco a seis, por lo que su número puede oscilar entre los 30 y los 55 individuos en todo el Parque Nacional.

Para el control de su población, la Consejería ha anunciado un "nuevo control poblacional" a cargo de los guardas, concepto que ha insistido en diferenciar de las llamdas batidas. Esta acción está pendiente de recurso, presentado por asociaciones ecologistas. En la anterior actuación de este tipo, ejecutado en agosto, se abatieron tres ejemplares (dos en la zona de Cabrales-Tresviso, y uno en la zona de Los Lagos).

Con respecto a otras especies animales, se ha contabilizado una población de unos 5.900 venados, y una densidad de unos ocho rebecos por kilómetro cuadrado, la adecuada para la sostenibilidad del urogallo, especie con la que compite.

Bajada de visitantes

Se ha observado hasta octubre, según ha explicado la consejera, una bajada en el número de visitantes. En total, han sido 1.423.000, frente al 1.585.000 del año pasado en el mismo periodo, un 10,2%.

No obstante, este descenso se ha focalizado principalmente en las zonas de Cabrales y Posada de Valdeón, directamente afectadas por el hundimiento de la pasarela de la ruta del Cares, áreas en las que la reducción de excursionistas fue del 10%. En otros puntos, como en Los Lagos, el descenso no llegó al 3%

Consulta aquí más noticias de Asturias.