El conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, ha anunciado este martes en el Parlament que hoy se reunirá con la Secretaria de Estado de Educación, Monserrat Gomendio, para analizar los distintos aspectos que afectan a la reforma educativa propuesta por el Gobierno, y que hará constar ante el Ministerio su propuesta de defender que "la lengua catalana propia de estas Islas ha de tener consideración troncal".

Con todo, Bosch ha explicado que su objetivo también es mostrar "la sensibilidad" de las comunidades autónomas para que se celebren más reuniones y encuentros para debatir apartados de la futura normativa.

Así lo ha indicado en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por la diputada socialista, Esperança Marí, quien le ha preguntado al conseller qué piensa sobre la situación en que queda el catalán con la nueva Ley de educación, ante lo que Bosch ha remarcado su defensa de que el catalán tenga la misma consideración que el castellano, algo que, ha dicho, ya "está garantizado" en la práctica.

No obstante, Bosch ha apuntado que a "nivel de estatus" es bueno que en las comunidades bilingües el catalán tenga ese reconocimiento y el mismo tratamiento que el castellano.

Por su parte, Marí ha alertado al PP que "será el responsable ante la historia de cualquier rebaja o retroceso con respecto a lo que tenemos ahora, que es el 50% en materia troncal", ante lo que el conseller le ha respondido que para él sería un "honor" ser responsable ante la historia "de haber sido un conseller que en esta comunidad ha conseguido que en materia lingüística se respete aquello que dice el Tribunal Constitucional".

Con todo, Bosch ha defendido que el "tratamiento integral de lenguas", establecido con el borrador del anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), aumentará el conocimiento de inglés y respetará el derecho de "todos", y ha añadido que "realmente se hará aquello que hasta ahora no hemos acabado de conseguir".

La diputada socialista ha insistido en la "preocupación" que existe en la sociedad por lo expuesto en dicho borrador, en donde "no aparece la lengua catalana como una asignatura troncal", al tiempo que ha recordado que "ahora mismo sí que lo es y lo ha sido durante décadas" por lo que, de quedar así el texto legislativo, "se trataría de un retroceso sin precedentes", ha lamentado.

Con todo, Marí ha afirmado que detrás de "toda esta polémica" generada por el catalán se "esconde" un decreto "que tienen preparado" en el que "tan solo una tercera parte de las asignaturas se darán en catalán".