El catedrático Pedro Rivero, consejero independiente de Liberbank, ha afirmado este martes en Santander que a los afectados por las participaciones preferentes "no les queda más remedio que esperar a que se vea cuál puede ser la solución" a su problema porque "se está intentando que sea la mejor posible".

"Todo lo demás, es hablar por hablar; no poder cumplir, si no está uno seguro, lo que diga, no es una situación agradable", ha apostillado, subrayando que "ni está todo perdido, ni todo hecho", porque Liberbank "está negociando a tres bandas, como el resto de entidades financieras".

"No seamos reduccionistas porque no está todo el mundo pendiente de qué le pasa a Caja Cantabria", ha señalando, indicando que la solución a las preferentes forma parte de un "plan conjunto" para el que "no queda más remedio que esperar", aunque ha advertido que el "ruido nunca es bueno para escuchar la música", especialmente en "momentos de reflexión" como el actual que atraviesa Liberbank y sobre el que Rivero se ha mostrado "francamente optimista".

El consejero de la entidad financiera se ha pronunciado así en una rueda de prensa que ha ofrecido junto con el catedrático de Economía Aplicada, Juan Iranzo, con motivo de su participación esta tarde en una reunión-coloquio sobre 'Ajustes y reformas en la economía española' organizada por Cemide y que tendrá lugar a las 18.30 horas en el Hotel Bahía.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.