Detenido con 1.000 kilos de cobre tras intentar atropellar y agredir a los agentes

Agentes del Puesto de la Guardia Civil de Alcolea del Río (Sevilla) han detenido a un individuo como presunto autor de los delitos de robo con fuerza y de atentado con agresión, ya que supuestamente había sustraído 1.000 kilos de cobre y además intentó atropellar y agredir a los agentes que pretendían pararlos en la carretera.
Cobre intervenido
Cobre intervenido
EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL

Agentes del Puesto de la Guardia Civil de Alcolea del Río (Sevilla) han detenido a un individuo como presunto autor de los delitos de robo con fuerza y de atentado con agresión, ya que supuestamente había sustraído 1.000 kilos de cobre y además intentó atropellar y agredir a los agentes que pretendían pararlos en la carretera.

Según ha informado la Benemérita en un comunicado, los hechos comenzaron cuando la patrulla de Seguridad Ciudadana del Puesto Principal de Lora del Río que realizaba labores preventivas para evitar robo en zonas industriales y agrículas controlaban los accesos a caminos rurales y polígonos en la carretera que une Lora del Río con Villanueva del Río.

Los agentes localizan circulando por esta carretera una furgoneta que parecía transportar mucho peso y que procedía de una zona donde se encuentra la subestación eléctrica de la localidad, por lo que deciden identificar a quien la ocupa y comprobar qué transporta. El vehículo, en vez de parar, arremetió contra dos de los agentes, aunque, según explica la Guardia Civil, "dada la afortunada reacción de ambos, solo consige golpear a uno en la pierna y a otro en el hombro, pero sin causarles daños graves".

El vehículo emprende la huida e inmediatamente los guardias civiles comienzan a seguirlo hasta que transcurridos unos kilómetros el vehículo deja la carretera por un camino rural contiguo al río donde es abandonado. Los agentes interceptan al conductor, que agrede con un palo a uno de los agentes. Tras desarmarlo e identificarlo, un extranjero con residencia en la provincia de Córdoba, los guardias civiles ven que la furgoneta se encuentra cargada de cable de cobre, cuyo peso, según comprueban posteriormente, alcanza los 1.000 kilos.

Más tarde, tras verificar zonas cercanas donde se pudiese sustraerse ese tipo de cable, los agentes constatan que el vallado perimetral de la subestación eléctrica de Alcolea del Río ha sido fracturado, que hay bobinas con tramos cortados y que existen rodadas coincidentes con las huellas del vehículo interceptado.

Por estos hechos, se detiene a V.A.V., de 27 años, al que le constan antecedentes por hechos parecidos, como autor de los delitos de Robo con Fuerza en las Cosas, Atentado a Agente de la Autoridad, Desobediencia Grave y Conducción Temeraria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento