Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han desmantelado un grupo organizado dedicado al asalto de casas en Palma y en la Part Forana y han detenido a sus integrantes, cuatro varones de origen magrebí, como presuntos autores de cinco robos con violencia e intimidación, dos de ellos en la capital balear y el resto en Petra, Lloseta y Binissalem.

La investigación se inició el pasado día 26 de septiembre al recibir una denuncia de una mujer que decía haber sido víctima de un asalto en una clínica dental, donde, según indicó, fue asaltada por un hombre, quien le agarró fuertemente de un brazo llegándola a levantar de su asiento hasta que se vio obligada a entregarle su teléfono.

Durante la investigación, se detectó que los investigados habrían perpetrado al menos tres asaltos más en zona de actuación de la Guardia Civil, por lo que se montó un dispositivo conjunto entre la Benemérita y la Policía.

Posteriormente, por orden judicial, se practicaron dos registros en Palma y uno en Ariany, donde residían los detenidos y se intervinieron objetos procedentes de las viviendas asaltadas, así como 500 gramos de sustancia al parecer cocaína y el teléfono móvil que había sido sustraído en la clínica dental y que portaba uno de los detenidos.

En el transcurso de las investigaciones, los agentes policiales detectaron que en la madrugada del viernes día 30 del pasado mes de noviembre, los detenidos tenían previsto asaltar el domicilio de una mujer de avanzada edad, "por lo que se ha podido evitar un fatal desenlace". Según han informado en un comunicado, se trata de individuos que no dudan en emplear la violencia con sus víctimas.