El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha explicado que su compromiso con la asociación de distribuidoras de carburante respecto al llamado 'céntimo sanitario' radica en analizar los datos aportados por este colectivo sobre su repercusión para, a partir de ahí, "sacar las conclusiones oportunas respecto a la bondad de la medida y los efectos que se perseguían con ella".

Diego, que adquirió este compromiso en la reunión de este martes con las grandes empresas de la región promovida por la CEOE, ha afirmado, a preguntas de los medios de comunicación, que entiende la "repercusión" que el impuesto autonómico sobre los hidrocarburos tiene para las empresas.

Y ha explicado que los datos de la asociación de empresas distribuidoras obran ya en poder de la Agencia Tributaria de Cantabria para que los expertos en la materia "saquen las conclusiones oportunas" y, en función de ellas, el Gobierno "tome decisiones con el menor riesgo a equivocarnos".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.