Latbus comunica que el abono por parte de la comunidad autónoma y los ayuntamientos de Murcia y Molina de Segura de parte de las cantidades pendientes de pago está permitiendo que la empresa se provea de la liquidez necesaria para abonar los salarios atrasados a su plantilla.

"Las administraciones públicas están realizando un importante esfuerzo para cumplir con sus obligaciones económicas y ponerse al día con nosotros", señala el director adjunto de Latbus, Fulgencio Jiménez, quien valora de manera positiva la labor desarrollada.

"La situación requiere de la sensibilidad de las administraciones y, a día de hoy tenemos que destacar que ésta ha sido la actitud demostrada por la mayoría, hasta el punto de permitirnos avanzar que abonaremos los atrasos acumulados con la plantilla, incluida la paga extra de Navidad, en los próximos días", agrega Jiménez.

Entre las liquidaciones ingresadas por la empresa figuran el abono de los vehículos cedidos a la nueva concesionaria de Murcia, la compensación por el déficit tarifario que corresponde al ayuntamiento de Murcia, las subvenciones a los viajeros del municipio de Murcia por parte de la Consejería de Obras Públicas y parte de la deuda del Ayuntamiento de Molina de Segura.

41

Despidos menos

Asimismo, indica en comunicado de prensa que el abono de los atrasos a los empleados forma parte del esfuerzo que Latbus está realizando para evitar que se lleve a cabo la huelga convocada para el próximo 10 de diciembre por parte del comité de empresa.

En esta misma línea, la compañía alcanzó la semana pasada un acuerdo con la administración concursal y el comité de empresa, por el que ha propuesto que los 94 despidos contemplados inicialmente en el ERE se reduzcan a 53, lo que ha permitido que 41 de los conductores que estaban suspendidos de empleo, pero no de sueldo, se incorporen de nuevo a sus puestos durante los últimos días y ya estén trabajando con normalidad.

"Hemos realizado un importante esfuerzo para adaptar al máximo de personal con el fin de que el ERE, que se plantea forzado por la reducción de servicios que prestamos en la actualidad, afecte al mínimo posible de trabajadores", apunta Fulgencio Jiménez, "siempre respetando el principio de eficiencia en la gestión del servicio que ofrecemos a los usuarios y las administraciones públicas con un coste racional y accesible".

"Vamos a seguir trabajando durante los próximos días para evitar por todos los medios que los usuarios del transporte público se vean perjudicados por la convocatoria de la huelga", finaliza indicando el portavoz de la empresa.

Consulta aquí más noticias de Murcia.