La Guardia Civil de Melilla ha detenido a B.B., de origen argelino y afincado en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), por ser el responsable de una "trama" dedicada a realizar hurtos en comercios de la ciudad autónoma. A B.B. se le imputan los supuestos delitos de dirigente de asociación ilícita y hurtos continuados.

Según informa el Instituto Armado, se trata del "principal grupo criminal delictivo" que operaba en Melilla y que se dedicaba a realizar, "de forma permanente, concertada y reiterada", numerosos hurtos en distintos establecimientos comerciales ubicados en la zona centro de Melilla. La investigación, denominada Operación Titane, ha sido tutelada por el Juzgado de Instrucción número 3 de Melilla.

Tal y como explica la Guardia Civil, el grupo desarticulado forraba la parte interna de bolsos y bolsas de mano para distorsionar las señales eléctricas de los sistemas de seguridad, de forma que los objetos que introducían en su interior no eran detectados. Además, apuntan, también disponían de "otras herramientas" con las que eran capaces de forzar y desmontar los sistemas antirrobos de cada una de las prendas.

La "trama" desarticulada estaba formada mayoritariamente por personas de origen argelino que tienen su residencia en el CETI. Los hechos se iniciaron en el mes de agosto, cuando la Guardia Civil realizó distintas actuaciones en este sentido que conllevaron la recuperación de unos 650 artículos con valor de 15.000 euros. En total, se realizaron más de 200 hurtos.

Consulta aquí más noticias de Melilla.