El dispositivo Pirineus que los Mossos d'Esquadra han realizado entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre en la frontera catalana con Francia ha acabado con un total de 20 personas detenidas, 337 identificadas y 182 vehículos registrados.

Según un comunicado, este dispositivo, que se inició en 2005, pretende mejorar la seguridad de la zona de la frontera con una serie de controles de tráfico y ciudadanía.

Para ello, junto a los Mossos d'Esquadra colaboran las policías locales de La Jonquera, Roses, Figueres, Castelló d'Empúries, l'Escala y Ripoll, además del Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil, la Gendarmería francesa y la Policía de Aduanas y Fronteras francesa.

En estos controles se han efectuado pruebas de alcoholemia, se han registrado e identificado vehículos y personas con la finalidad de detectar posibles conductas ilícitas y localizar sustancias estupefacientes, objetos peligrosos, armas prohibidas y actitudes que afecten a la seguridad ciudadana y del tráfico.

El balance de estos días ha sido: 24 actas levantadas —15 por tenencia o consumo de drogas y 9 por tenencia de armas—, 337 personas identificadas, 182 vehículos registrados y 14 personas detenidas, la mayoría por robos con fuerza.

En relación a las acciones de tráfico, se han puesto 46 denuncias administrativas por infracciones —12 de las cuales por conducir con una tasa de alcohol superior a la permitida, y se han detenido seis personas por no querer hacer las pruebas de alcoholemia.

Además, el dispositivo ha permitido la intervención de 370 litros de gasoil de procedencia ilícita, que fueron detectados en los bidones transportados por un camión.

Consulta aquí más noticias de Girona.