La consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, ha resaltado este miércoles que Andalucía ha incrementado "en un 300 por cien" el número de trasplantes desde 1991, año en el que nació la Coordinación Autonómica de Trasplantes de Andalucía, toda vez que en la actualidad son ya casi nueve de cada diez familias las que dicen sí a la donación de órganos.

Durante su comparecencia en la Comisión del ramo del Parlamento andaluz, Montero ha detallado que desde que se realizó el primer trasplante en la comunidad en 1978 (de riñón en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla) se han contabilizado ya un total de 12.682 trasplantes, cifra que muestra el "inmenso esfuerzo tanto de la administración como de los profesionales", además de la "solidaridad de los andaluces".

Ha agregado que en los 34 años de actividad desde que se realizase el primer trasplante en la comunidad (y con casi 15 años menos de experiencia que otras comunidades como Madrid o Cataluña), Andalucía ha obtenido importantes logros hasta convertirse en un "sistema pionero y de prestigio" en uno de los campos más complejos de la asistencia sanitaria como es la donación y el trasplante.

Entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de 2012 se han realizado en los hospitales públicos andaluces un total de 659 trasplantes y 276 donaciones recibidas, datos similares a los registrados en el mismo período en 2011, lo que sitúa a la comunidad en una tasa de donación por millón de población muy superior a la de los países del entorno e incluso a las registradas en EEUU.

De hecho, en Andalucía se registran 36 donantes por millón de población, frente a los 18 donantes de los países de la UE o la de 26 de EEUU, o los 35,3 donantes por millón de habitantes de media de España.

Montero también ha aludido a las nuevas modalidades de trasplante implantada en la comunidad en los últimos tiempos para hacer frente al descenso del 40 por ciento en el número de fallecidos por accidentes vasculares cerebrales registrado en los últimos diez años en Andalucía.

Así, ha aludido al implante renal de donante vivo, el cruzado y el de donante altruista, el trasplante renal doble, el desarrollo de la donación en asistolia o la modalidad de 'split in situ' (a partir de un solo hígado se pueden realizar dos trasplantes) o en dominó para los hepáticos, como algunos de estos ejemplos. A ello, ha sumado la ampliación de la red de hospitales autorizados para la extracción de órganos, extendiéndose a los hospitales comarcales.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.