Los presupuestos municipales en materia de Cultura, Comercio y Turismo, descienden en los programas presupuestarios que gestiona directamente el Ayuntamiento, descienden un 1 por ciento con respecto a 2011, lo que afecta tanto a los gastos corrientes, como, con mayor intensidad, a los gastos de inversión.

Otros programas corresponden a las diferentes entidades que dependen del Área como Fundación Municipal de Cultura, la Sociedad Mixta de Turismo, las fundaciones privadas culturales promovidas por el Ayuntamiento (Teatro Calderón, Museos Patio Herreriano y de la Ciencia, y la Casa de la India) y la Fundación Seminci, que incrementa su aportación en un 5,3 por ciento.

En el conjunto del Área (incluidas las entidades mencionadas), como ha explicado este miércoles la concejal de Cultura, Mercedes Cantalapiedra, los presupuestos para 2013 elaborados por el equipo de gobierno municipal prácticamente no varían respecto del año 2012, presentando una disminución del 1% en términos globales.

En cuanto a las diferentes entidades, la que presenta una subida más significativa es la Seminci, que según han señalado fuentes municipales, ha de enfrentar en 2013 una renovación tecnológica que requiere fondos adicionales. La aportación municipal a esta Fundación se incrementa en un 5,6 por ciento. Cabe recordar que la aportación de la Junta de Castilla y León al Festival se reduce al mínimo.

Por el contrario, la que más disminuye es la Sociedad Mixta para la Promoción del Turismo, que ve reducida la aportación municipal en un 3,7 por ciento, disminución que compensa parcialmente gracias a su creciente capacidad de financiación propia. El resto de entidades vinculadas al Área mantienen en líneas generales sus presupuestos.

En cuanto a los programas de gestión directa, el de Comercio y Turismo alcanza en 2013 unas previsiones de prácticamente 4,4 millones de euros, con una reducción total del 6,9% respecto a 2012. En este programa se incluyen las partidas para promoción del comercio de proximidad (incluyendo las aportaciones al Consorcio del Mercado del Val), así como las de promoción del turismo (incluyendo las aportaciones a la Sociedad Mixta de Turismo).

La reducción en este programa cabe atribuirla principalmente a la desaparición del Consorcio del Aeropuerto, la reducción del coste del nuevo contrato de iluminación navideña y el ajuste que, un año más, se puede realizar en la aportación a la Sociedad Mixta de Turismo por su mejor comportamiento en la generación de recursos propios.

Por grupos de gastos, los de carácter corriente se reducen en un 2,6% y los de inversión en un 14%, debido esencialmente a la reducción de la aportación de capital a la Sociedad Mixta.

En cuanto al programa de Coordinación de políticas culturales y turísticas recoge el conjunto de actuaciones comunes al Área, y que son responsabilidad de la Dirección y la Secretaría Ejecutiva, que ejercen funciones coordinadoras generales del Área y de carácter ejecutivo en materia de Comercio. En este programa también se incluyen las transferencias a las fundaciones culturales. Este programa presenta un presupuesto total de 13,2 millones de euros.

Los gastos corrientes de este programa ascienden a 13 millones de euros aproximadamente, prácticamente igual a 2012, aunque se reorganizan algunas partidas, y se refuerza el apoyo municipal a la Seminci subiendo esta última un 5,6% la aportación anual.

Los gastos de capital, según las mismas fuentes, "son muy reducidos" en este programa (245.000 euros) y se limitan a tres transferencias a otras tantas entidades con las que colabora el Ayuntamiento en proyectos culturales como los 40.000 euros a la Fundación Municipal de Cultura para financiar necesidades de infraestructuras y equipamientos diversos, 50.000 euros para la Fundación Talleres del Pinar, en la que se reduce la aportación un 50% respecto de la prevista en 2012 y 155.400 euros para la Asociación de Amigos de la Catedral, para la completar la financiación del convenio de rehabilitación de las torres firmado en 2012.

La concejal ha recalcado que se producen importantes ahorros en partidas diversas, dentro de un esfuerzo de mantener la actividad cultural local, y el apoyo municipal a actividades de interés general como son el comercio de proximidad y el turismo, generadores de empleo, el bien social más necesario en estos momentos.

No obstante, "aún manteniendo en términos generales el esfuerzo presupuestario, se procura priorizar aquellas cuestiones que requieren más atención, por tener que enfrentar nuevos retos, como la Seminci, o por suponer nuevos proyectos de futuro, como el Mercado del Val".

Esto se hace, sin embargo, han considerado, "sin afectar a las grandes instituciones culturales locales, que son las que mantienen el alto nivel de nuestra ciudad, y sin reducir el apoyo al pequeño y mediano comercio en general, que tantas dificultades afronta en estos momentos".

Críticas de izquierda unida

Por su parte, Izquierda Unida ha aseverado que este presupuesto "denota el agotamiento de un modelo de política cultural", ya que "básicamente se limita a arrastrar prácticas diseñadas en un momento social y económico radicalmente diferente, sin novedad alguna".

A juicio de IU, el equipo de Gobierno "no está sabiendo reaccionar, ni estar al día", ya que se mantienen gastos "inadmisibles" como la financiación de "un par de tardes de toros con nada menos que 180.000 euros", la previsión de nuevas aportaciones a la Fundación Talleres del Pinar (50.000 euros), y una nueva partida para la obra del ascensor de la catedral (155.400 euros).

También han citado transferencias "de dudosa rentabilidad cultural y social a asociaciones y consorcios"; como las de la Fundación Francisco Umbral (con sede en Alcobendas) o al Instituto Castellano-leonés de la Lengua (con sede en Burgos), entre otras.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.