La banda Mendetz: "Estamos en un buen momento profesional, pero nos merecemos más"

  • La formación barcelonesa se ha aliado con Najwa Nimri para dar más profundidad a uno de sus mejores temas, 'Phantotheque'.
  • Este viernes presentan en Madrid el resultado y las canciones de su último álbum.
  • Aseguran que su objetivo es sonar a algo así como si Michael Jackson hubiera sido abducido por el dueto francés de música electrónica Daft Punk.
Los componentes de la banda barcelonesa Mendetz.
Los componentes de la banda barcelonesa Mendetz.
Music Bus

En 2006 saltaron a la palestra bajo un género efervescente e inventado —casio-punk— y gracias a éxitos de rock robótico como Futuresex. Ahora, Mendetz presenta en directo los temas de su último disco, Silly Symphonies, y ficha a Najwa Nimri para dar más calor a una de sus composiciones bandera: Phantotheque. Hablamos con Stefano Maccarrone, voz, guitarra y productor de la formación.

Ahora cuentan con dos versiones de 'Phantotheque', uno de sus temas favoritos. ¿A cuál de ellas quieren más?

Ambas son especiales y diferentes, pero por intensidad nos quedamos con la nueva, con la que canta Najwa Nimri. Ha quedado mágica y preciosa.

¿Quién elegió a quién: ustedes a Najwa Nimri, o fue al revés?

Nosotros a ella. Un día comentamos en el grupo que a la canción le sentaría bien una interpretación más lenta y acústica, con una voz femenina. Curiosamente, Najwa fue la primera persona en la que todos pensamos, ¡y ella aceptó! Tuvimos suerte.  Le va muy bien a Phantotheque, que narra una historia de amor fuera de lo normal. Tiene una letra profunda, romántica... y seria.

¿Los años les han vuelto más serios?

Éramos más guasones en nuestros inicios, pero ha habido un proceso de madurez y ahora somos más serios... ¡o más viejos! (Risas). No es que hayamos dejado de lado la música electrónica y el baile, nos sigue encantado que la gente salte mucho en nuestros conciertos, pero ahora tratamos de plasmar en los discos más sentimientos y emoción.

Siguen sonando optimistas pese a que los tiempos no acompañan.

Siempre hay un toque de optimismo en las composiciones, pero no es ni gamberro ni despreocupado. Es una manera de decir a la gente que lo más fácil ante la situación actual es llevarse las manos a la cabeza y protestar, pero es justo en este momento cuando hay que prohibirse llorar, mostrar una sonrisa, buscar soluciones y hacer lo que uno mejor sabe hacer, que en nuestro caso es la música.

¿Por qué ahora todos los artistas a la última rebuscan en los sonidos del pasado?

Eso nos pasaba al principio y lo hemos intentado cambiar. Seguimos utilizando  una instrumentación revival, pero nos gusta creer que hacemos música de ahora e, incluso, del futuro. Cuando mezclas el pop con un sintetizador analógico la gente tiende a pensar que tu música es ochentera, pero si escuchas con atención te das cuenta de que  miramos hacia delante. No pretendemos reivindicar el pasado.

¿Qué significó trabajar como productor del disco del célebre artista y 'sex symbol' de los 80 Pedro Marín?

Fue extremadamente divertido. En esos casos, se mezcla toda la vida y experiencia musical de ese artista con la tuya y se crean grandísimos momentos de estudio y composiciones brutales. Es  muy interesante cómo se pueden combinar dos mundos que, en principio, se encuentran bastante alejados entre sí.

¿A qué artistas admira Mendetz?

Cada uno de los componentes tiene sus propias referencias pero hay una serie de gente ultrarrespetada por todos nosotros, como son Michael Jackson y Daft Punk. Siempre decimos que la fusión de esos dos mundos es similar al objetivo de Mendetz: pretendemos sonar electrónicos y robóticos, pero siempre desde un punto de vista humano: empleamos los instrumentos  como si fuéramos una banda de rock y creamos estribillos que pueden gustar a cualquier persona.

¿Se han colado ya las 'apps' y las tablets en su rutina musical?

No, somos algo más tradicionales en ese aspecto y nos gusta usar instrumentos de toda la vida. Las tablets las utilizamos para divertirnos, pero no acabamos de confiar del todo en ellas como instrumento para tocar en un concierto. Cuando tengamos la certeza de que son fiables, empezaremos a planteárnoslo.

'The Guardian' los elogió cuando aún eran semidesconocidos en España. ¿Nadie es profeta en su tierra?

No siempre ocurre así, aunque en algunos aspectos España es un país un tanto acomplejado y a veces necesita que venga alguien de fuera para que se de cuenta y valore algo que tiene al lado. De todas formas, eso no nos preocupa: estamos atravesando un buen momento profesional.

¿Ya están en el sitio que se merecen?

Uno siempre cree que se merece más: aspirar y pensar que uno puede mejorar es parte del trabajo. Estamos contentos con lo que nos rodea, el último disco ha tenido una acogida espectacular... ¡pero nos merecemos más!

¿Cómo será el directo de este viernes?

Intentaremos dar el máximo. El show llega en un momento óptimo, todas las canciones han sido ultradepuradas... Y habrá sorpresa: es probable que Phantoteque cuente con una compañía muy grata en el escenario, con Najwa. Será una explosión de baile y emoción.

¿Qué temas no pueden faltar en un concierto de Mendetz?

Aparte de Phantotheque, Plasticine y Futuresex.

Biografía

Mendetz es un grupo de pop electrónico fundado en 2003, en Barcelona. Está formado por Stefano Maccarrone (voz, guitarra, sintetizadores), Jan Martí (voz, sintetizadores), Oriol Francisco (bajo) y Robert Gibiaqui (batería). Poseen tres álbumes publicados en el mercado: Mendetz, Souvenir y Silly Symphonies

  • Mendetz actúan este viernes, día 30 de noviembre, en la Sala Copérnico de Madrid. 21.00 horas. Precio: 9 euros.

Mira a continuación el clip de Phantotheque con Najwa Nimri:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento