Daniel Craig en 'Skyfall'.
Daniel Craig vuelve a ser James Bond en 'Skyfal', la nueva entrega de 007. SONY PICTURES

Skyfall presume de ser la mejor película de James Bond filmada hasta la fecha, pero los espectadores han encontrado algunos errores. En el portal Movie Mistakes se recogen más de 20 gazapos de la película número 23 de la saga de Bond. Algunos son solo puntuales, otros se repiten constantemente.

Muchos de estos errores se encuentran en los alrededores londinenses. Por ejemplo, cuando James Bond (Daniel Craig) se dirige a Whitehall, pasa por delante el autobús número 38, que no recorre este distrito ni ningún otro cercano.

Más adelante, durante una secuencia en el metro de Londres, Bond persigue al peor de sus villanos, Raoul Silva, al que da vida Javier Bardem, en Temple Station. A continuación los dos se bajan en Westminster Station, pero el tren nunca atraviesa la parada de Embankment Station que es la que está a mitad de camino.

Bond queda con Q en la National Gallery y se sienta en uno de los bancos. Cuando llega Q, se sienta en el banco de al lado. Al cambiar la escena, vemos a ambos de frente sentados en el mismo banco.

El vestuario de la cinta también tiene errores. Cuando Bond tiene una pelea encima de un tren, sus zapatos negros y elegantes se convierten en unas botas.

Objetos sospechosos

Las marcas de alcohol que aparecen y desaparecen por arte de magia y cristales son algunos de los objetos que vienen y van en mitad de la escena o aparecen volando de una punta de la escena a otra.

Un ejemplo lo encontramos en la escena del bar del casino, cuando Bond habla con Severine. El espía tiene un martini en un vaso helado, y cuando levanta el recipiente está completamente descongelado.

Las gafas de sol de Bond desaparecen entre los tejados de EstambulOtro ejemplo de objetos "sospechosos" son las gafas de sol que lleva puestas y que luego ya no tiene mientras recorre los tejados de Estambul con su moto.

Por último, al final de la película, cuando el helicóptero vuela sobre la vieja casa de Bond es de día. Sin embargo, cuando Silva aterriza no es de día, sino de noche.

Lo que está bien claro es que a pesar de los fallos, Skyfall sigue batiendo récords en taquilla. Desde su estreno la película ya ha superado los 500 millones de dólares de recaudación.