Pere Rotger
El hasta ahora presidente del Parlament balear, Pere Rotger (PP), en una imagen de 2006. Montserrat T Diez / EFE

El presidente del Parlament balear, Pere Rotger (PP), ha sido imputado este viernes por su presunta implicación en un contrato supuestamente amañado del caso Over, en el que se investiga la supuesta financiación ilegal del PP balear cuando Jaume Matas presidió la comunidad autónoma entre los años 2003 y 2007.

Rotger está llamado a declarar el mismo día que Matas y Fernando Areal

Según han informado  fuentes jurídicas, el juez José Castro ha citado a Rotger el 18 de noviembre, el mismo día en que deberán declarar como imputados el expresidente del Govern Jaume Matas (2003-2007), y el exgerente del PP balear, Fernando Areal, cuñado de Matas.

La empresa Over Marketing, propiedad de Daniel Mercado, es una empresa relacionada con la trama Gürtel que recibió contratos públicos del Govern de Matas por un total de 3,5 millones que están siendo investigados por la Fiscalía.

La imputación de Rotger está relacionada con un contrato supuestamente amañado en el año 2008 entre el Ayuntamiento de Inca y la empresa Over Marketing cuando el presidente del Parlament era alcalde de la localidad mallorquina.

Torres deja de estar imputado

Mediante este contrato, de unos 20.000 euros, el consistorio encargó a Over un estudio sobre hábitos de vida en el municipio, aunque según la investigación su factura se infló en unos 2.000 euros para incluir en él un curso de portavocía que Over dio al actual alcalde, Rafael Torres, que ha dejado de estar imputado en esta causa.

Torres declaró el jueves  como imputado sobre este contrato, que firmó siendo teniente de alcalde del municipio aunque, según sostuvo al juez, de forma accidental, ya que la persona que lo debía hacer estaba enferma.

En el auto, el juez José Castro indica que la versión de Torres sobre su participación en esta contratación, que presenta según el magistrado "supuestas irregularidades procedimentales" y una "peculiar facturación", le hizo dudar sobre si el alcalde ha podido cometer algún delito.

La declaración de Torres hace que él deje de estar imputado, pero reconduce el caso hacia Rotger

En cambio, destaca el juez, sus declaraciones apuntando a Rotger como la persona que gestionó este contrato con Over le han conducido a imputar al presidente del Parlament, que ahora, según el código ético del PP, debería poner su cargo a disposición del partido.

El actual alcalde indicó a Castro que él no tuvo que ver con la contratación del estudio, que luego Over encargó a su vez a otra empresa, ya que fue Rotger quien la gestionó con Antoni Juaneda, representante en Baleares de Over y que dimitió hace unos días como delegado del Gobierno en Menorca a raíz de su imputación.

Como consecuencia de esta causa de corrupción derivada del caso Palma Arena, el exconseller de Interior José María Rodríguez también dimitió el pasado verano como delegado del Gobierno en Baleares y deberá declarar como imputado el sábado 17, un día antes de Rotger.

La operación policial derivada de este caso, que se llevaba investigando desde 2010 bajo secreto de sumario, condujo a la toma de declaración de ocho imputados en Madrid por parte del juez y el fiscal Pedro Horrach, entre ellos el dueño de Over, Daniel Mercado.

Mercado confesó a los investigadores que pactó con Matas cobrar parte de los gastos de la campaña electoral que hizo para el PP balear en 2003 con contratos públicos del Govern de las islas. Añadió que otra parte de estos gastos los recibió en dinero negro, concretamente de manos de Areal y Rodríguez.

El dueño de la empresa de publicidad afirmó que se benefició de concursos irregulares no solo del Govern balear, sino también de instituciones públicas de Madrid, Valencia y Castilla y León.