Los montes de piedad de las cajas de ahorros andaluzas concedieron el pasado año 67.919 préstamos, y se registraron 46.634 clientes beneficiados, según la Memoria de 2011 de los montes de piedad, editada por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Dicha memoria, hecha pública este miércoles y consultada por Europa Press, precisó que en 2011 los montes de piedad de las cajas andaluzas Unicaja, Cajasol y CajaGranada renovaron 30.829 préstamos, mientras que se cancelaron 73.119 operaciones, de forma que actualmente los montes de piedad andaluces tienen en vigor 81.010 préstamos.

Asimismo, analizando los resultados de las subastas 'on line', se puede apreciar una importante concentración en torno a Andalucía, que sumó casi el 50 por ciento del total. En segundo lugar se situó Cataluña, con cerca del 20 por ciento de las adjudicaciones, seguida de Canarias (8,3 por ciento), Baleares y Comunidad Valenciana (5,5 y 5,0 por ciento respectivamente).

Analizando cada caja, Unicaja destacó que su monte de piedad, con oficinas en Almería, Cádiz y Málaga, continuó en el año 2011 el objetivo fundamental de su función social, es decir, "contribuir a facilitar el acceso al crédito y evitar así la exclusión financiera", tras lo que destaca que un año más, este monte de piedad ha conseguido mantener la certificación de Calidad ISO 9001:2008 en sus tres oficinas, siendo el de Unicaja "el primer monte que obtuvo esta distinción".

Resalta que ha aumentado la satisfacción global de los clientes, pasando de una nota de 8,03 en 2010 a 8,16 durante 2011. Este dato, conseguido a través de la medición de la satisfacción de los clientes de las distintas sucursales, se suma a una cuota de incidencias generada por el servicio que ha sido ha sido en 2011 "aún más reducida que en 2010, situándose en el 1,8 por ciento", lo que supone "un porcentaje de incidencias claramente residual".

La entidad apunta que "gracias a estos datos, también ha mejorado la predisposición que declaran los clientes a la hora de recomendar los servicios de las oficinas del monte de piedad de Unicaja, alcanzando un 98,2 por ciento de clientes que los recomendarían".

Durante 2011, en el total de oficinas del monte de piedad de Unicaja el número de clientes con préstamos en vigor llegó a 23.115. Este último año el número de operaciones anuales respecto al año anterior sigue siendo elevado, con 33.559 préstamos formalizados en el período, alcanzando los 16,71 millones de euros de importe total, lo que supone un 7,68 por ciento menos que el importe total del ejercicio anterior.

El número de préstamos en vigor se estabilizó, alcanzando un total de 39.175 operaciones, con un saldo a cierre de año de 19,90 millones de euros, lo que representa una variación del 5,42 por ciento menos respecto al año anterior.

Además, el valor de las tasaciones de oro se ha mantenido en 13,33 euros el gramo y el sobreprecio obtenido en las subastas alcanzó el 84,9 por ciento.

Asimismo, el monte de piedad de Unicaja celebró un total de nueve subastas con más de 2.000 lotes rematados durante el año 2011. La distribución de estas subastas fue una subasta realizada en Almería, cuatro llevadas a cabo en Cádiz y las cuatro restante celebradas en Málaga. El porcentaje de adjudicación alcanzó un 93 por ciento en el conjunto de las subastas celebradas el pasado año, un nivel de ventas muy positivo, al igual que en ejercicios anteriores.

Además, las subastas presenciales se complementan con las realizadas a lo largo de todo el año a través del portal conjunto de subastas por internet 'www.subastasmontes', desarrollado por la Confederación Española de Cajas de Ahorros y quince Cajas de Ahorros y Montes de Piedad.

Por su parte, en Cajasol, la actividad del monte de piedad en el ejercicio 2011 sigue reflejándose principalmente en la concesión de préstamos con garantía pignoraticia sobre alhajas.

Apunta que este año, el esfuerzo se ha centrado en el impulso definitivo de las subastas en Internet, realizadas todas ellas a través del portal de subastas coordinado por CECA, donde se han realizado ocho subastas a través de este medio con un total de 691 lotes vendidos, siendo éstos un 98 por ciento de los subastados, con un importe de remate total de 800.000 euros.

En ese sentido, Cajasol ha puesto en el portal un 22 por ciento de los lotes que se han subido al mismo, suponiendo el 18 por ciento de las ventas conseguidas por todas las entidades que participan.

Se han incrementado los valores de tasación del oro, para intentar contrarrestar el estancamiento del negocio. De esta forma, el volumen de lo prestado ha experimentado un crecimiento a lo largo de 2011 del 5,8 por ciento, siendo el importe medio por operación de 975 euros, cuando el año anterior era de 839 euros.

Por otro lado, se formalizan operaciones de préstamo a vencimiento de un año, con la posibilidad de renovarlas, llegada la fecha de vencimiento, por otros dos periodos más del mismo plazo, pudiendo llegar hasta tres años de vigencia.

Estas operaciones han supuesto 13,2 millones de euros repartidos en, aproximadamente, 13.500 préstamos. De ellos, el 85 por ciento corresponde a pignoraciones de menos de 1.500 euros, lo que puede dar idea del grado de atomización de la cartera y, a la vez, del perfil mayoritario de cliente al que se atiende.

Este año se han realizado más de 16.000 tasaciones, siendo 193.000 las piezas valoradas. En cuanto a las garantías recuperadas, éstas han supuesto el 95 por ciento del total.

Los valores de tasación han sido revisados en buena medida, terminando el año con una valoración para el oro fino de 24 euros por gramo, con un incremento de prácticamente el cien por cien sobre el valor de 2010. Esto, según la memoria, "ha ayudado a paliar, en parte, la venta de alhajas por parte de los clientes motivada por las actuales circunstancias de crisis económica".

CAJAGRANADA

Por último, el monte de piedad de CajaGranada en el año 2011 "ha seguido siendo fiel al carácter social que originó su creación en el año 1740, esto es, facilitar el acceso al crédito con la finalidad de atender necesidades domésticas".

Reconoce que la crisis económica tan intensa que se atraviesa "ha provocado un aumento de la actividad sin precedentes, en comparación con el crecimiento contenido que se había registrado en los años anteriores al estallido de la crisis económica".

"Ante el gran incremento del paro y el notable grado de endeudamiento de las economías domésticas que se había alcanzado en el periodo de bonanza anterior, se ha disparado el número de operaciones, y, asimismo, se ha incrementado el número de usuarios, dando como resultado una mayor diversidad de perfiles", ha agregado la entidad en la memoria de la CECA.

De esta forma, apunta que "la imagen tradicional de las personas mayores como clientes típicos del monte de piedad ha dado paso a una cada vez mayor presencia de personas de mediana edad, especialmente mujeres, así como de jóvenes".

Así, los datos arrojan como principal conclusión la idea de que "se trata de una cartera de clientes muy equilibrada entre los diferentes segmentos de edad, con una tendencia creciente en el peso de las personas jóvenes y de mediana edad".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.