El niño, David Banda, dejó el país con uno de los guardaespaldas de la cantante y su asistente personal. No está claro si acabará en Londres, donde Madonna vive con su marido, el director de cine Guy Ritchie.

'La corte de Malawi ha concedido la custodia temporal del niño David a Madonna y a su marido Guy Ritchie. Se le ha expedido un pasaporte y un visado por lo que puede viajar fuera del país', dijo la agente de la cantante en un comunicado.

Banda podría cambiar su hogar en un viejo orfanato cerca de la frontera con Zambia por una vida llena de lujos con una de las parejas más famosas del mundo y sus dos hijos. Pero el caso ha indignado a los grupos en defensa de los derechos humanos, que dicen que la adopción es ilegal.

Las leyes del país africano prohíben la adopción a no residentes pero las autoridades han hecho una excepción con Madonna, que ha confirmado su intención de adoptar al pequeño, que ha vivido en un viejo orfanato cerca de la frontera con Zambia desde poco después de su nacimiento.

Un abogado de los grupos en defensa de los derechos humanos que habían planeado presentar una petición en la corte para bloquear la adopción, dijo el lunes que es técnicamente legal que Madonna saque a Banda del país, pero estas asociaciones reiteraron su enfado porque a la diva del pop se le haya permitido obviar las leyes malawianas.

'Los ricos no deberían tener un trato preferencial. Acepto la idea de la adopción pero quiero que la gente pase por el sistema', aseguró Emmie Chanika, director del Comité de Libertades Civiles.

El presidente y abogado del grupo de 59 organizaciones no gubernamentales que cuestionan la adopción en los tribunales dijo a Reuters que necesitaron conseguir apoyos en la familia de Banda antes de presentar un requerimiento en el juzgado para bloquear el proceso.

'Estamos haciendo una petición que la corte nos reconozca como una parte suficientemente interesada ... para que podamos enviar un requerimiento a finales de semana', afirmó Justin Dzonzi, del Comité Consultivo de Derechos Humanos. 'Si el tribunal acepta el requerimiento el niño deberá volver'.

PERIODO DE OBSERVACION

Los hechos del lunes se producen poco menos de una semana después de que el Tribunal Superior de Malawi diese a Madonna y a Ritchie una orden temporal que les permitía tener la custodia del niño.

La pareja, que llegó al país el 4 de octubre en lo que fue descrito como un viaje humanitario, se fue el viernes sin el pequeño, que no tenía pasaporte.

Se espera que la decisión final de la corte sobre la adopción se conozca en dos años, después de que las autoridades comprueben cómo se adapta el niño a su nuevo ambiente en Estados Unidos y en Reino Unido, donde la cantante y el cineasta tienen casas, según un representante del gobierno.

Madonna pasó la mayor parte de su estancia en Malawi visitando orfanatos como parte de una campaña para dar a conocer las condiciones en que viven cerca de 900.000 huérfanos, muchos por el sida, y se comprometió a donar cerca de tres millones de dólares.

/Por Christopher Thompson y Mabvuto Banda/