Unión Progreso y Democracia en el Ayuntamiento de Murcia, a través de su portavoz, Rubén Juan Serna, propondrá este jueves al equipo de Gobierno, resto de formaciones políticas que componen la Corporación y entidades ciudadanas y sociales, la elaboración conjunta de una ordenanza de convivencia ciudadana "donde se establezcan mecanismos para impedir en los espacios públicos la explotación de las personas mediante la prostitución".

Para UPyD Murcia dicha ordenanza debe integrar la acción social y al mismo tiempo, preservar la ciudad y sus calles "como lugar de encuentro, convivencia y civismo", dando respuesta a las demandas de los vecinos del municipio donde la prostitución se ha convertido en un motivo de constante preocupación, especialmente en el barrio de El Carmen y áreas adyacentes.

Como explica Rubén Juan Serna, "entendemos que este debate es inaplazable y que se debe dar una respuesta de manera decidida y unánime desde este Consistorio, todos juntos, a la explotación sexual". Para ello UPyD Murcia presentará esta iniciativa en forma de moción en el Pleno municipal.

"Somos conscientes", prosigue el edil, "que no es competencia del Ayuntamiento legalizar o prohibir la prostitución, sino del Congreso de los Diputados", pero "sí que es responsabilidad municipal garantizar la dignidad, derechos humanos y seguridad de las personas y el decoro de los espacios públicos".

En España, el ejercicio de la prostitución y la compra de servicios sexuales se encuentra actualmente en una situación de alegalidad, ya que no es legal ni ilegal, sino que simplemente se permite, "así que es necesario dar una respuesta a los ciudadanos".

Mientras se resuelve esta falta de un marco regulatorio a nivel nacional, afirma Serna, "debemos trabajar desde el Consistorio en pos de garantizar el derecho de los menores a educarse sin las imágenes de la prostitución y de la explotación sexual".

Asimismo, desde UPyD Murcia se quiere reconocer el trabajo de carácter social realizado desde la Concejalía de Bienestar Social y Sanidad en materia de asesoramiento y ayuda a las prostitutas o asociaciones relacionadas, con iniciativas tendentes a mejorar la calidad de vida de las mismas y en pos de la dignidad y los derechos humanos, "pero es hora de ir más allá".

"Creemos que, paralelamente a este importante trabajo social se debe contar también con otras acciones" de diferente naturaleza que impidan el desarrollo de esta actividad, sobre todo en lugares cercanos a centros escolares y que dote de herramientas a la policía local para la mejora de la seguridad ciudadana.

Varios capitales de provincia en toda España han desarrollado ordenanzas de este tipo con el objetivo de evitar la prostitución y la explotación sexual, que atenta contra la dignidad de las personas y, además, generan un enorme perjuicio a vecinos, comercio y turismo.

En definitiva, concluye Serna, "pretendemos que las calles del municipio sean lugares donde todas las personas puedan desarrollar en libertad" sus actividades de libre circulación, ocio, y recreo, con pleno respeto a la dignidad y a los derechos de los demás, y a la pluralidad de expresiones existentes.

Consulta aquí más noticias de Murcia.