La Dirección de Renault y el Comité Intercentros se reúnen mañana, 25 de octubre, a partir de las 8.30 horas, para buscar un acuerdo sobre el nuevo Plan Industrial que permita su aplicación en las plantas españolas, después de que en la reunión del pasado día 23 la compañía aceptara la denominada 'cláusula de salvaguarda' propuesta por UGT y Comisiones Obreras (CC.OO) para vincular cualquier compromiso a la obtención efectiva de este programa de trabajo que supondría la creación de 1.300 empleos.

Este será el cuarto encuentro que se producirá desde que la multinacional francesa propuso a las factorías españolas la puesta en marcha de dicho Plan, condicionado a la mejora de la competitividad en las mismas.

Después de que el primer encuentro concluyera sin acuerdo, el pasado día 17 la marca del rombo renunció a modificar las condiciones laborales para 2013, sujetas al vigente Convenio Colectivo, una "línea roja" planteada por los representantes de los trabajadores para desbloquear la negociación.

Posteriormente, el 23 se acordó aceptar la 'cláusula de salvaguarda', un acuerdo del que se desmarcaron el resto de sindicatos que forman el Comité Intercentros, mientras que la Confederación General del Trabajo (CGT) reclamó "más información" para plantear "alternativas de ahorro" que permitan lograr esa competitividad.

El día anterior, todas las organizaciones representadas en el Comité (UGT, CC.OO, CGT, Trabajadores Unidos y Confederación de Cuadros), mantuvieron una reunión para fijar una postura común que concluyó sin acuerdo unánime, aunque UGT y Comisiones Obreras sí pactaron una línea de negociación conjunta.

Primer paso

El representante de UGT en Renault, Leandro Martín, ha subrayado que el encuentro del fue "el primer paso" de un recorrido que espera que sea "largo, pero fructífero".

Por su parte, su homólogo de CC.OO, Joaquín Arias, ha lamentado que el avance "ha sido muy pequeño" para "las prisas que ha manifestado la empresa", y ha subrayado que "con esta velocidad de crucero", las negociaciones no habrán concluido para el 9 de noviembre, cuando concluye el plazo fijado por Renault, "ni siquiera el 9 de enero".

Tras aquella reunión, las partes tratarán este jueves temas "importantes" como "la revisión de los salarios", según Arias.

Por su parte, la Dirección de Renault tildó de "insuficientes" las propuestas de los sindicatos, mientras que el presidente director general de la Alianza Renault-Nissan, Carlos Ghosn, amenazó con asignar estos productos "a otras factorías" de la multinacional si no se alcanza un acuerdo.

En la reunión del martes, las dos centrales mayoritarias en el Comité propusieron un aumento de jornada de un día en 2014, otro en 2015 y un tercero en 2016, sin que esto sea "consolidable" para 2017, cuando se volvería a la jornada de 2013, según aclaró Joaquín Arias. Por su parte, Renault propone un incremento de tres días en 2014, de cuatro en 2015 y de cinco en 2016 con carácter "consolidable" para 2017.

TURNOS 'ANTIESTRÉS'

Asimismo, estos dos sindicatos han propuesto que en el nuevo Plan Industrial se contemple la adopción de turnos 'antiestrés' para épocas con una carga de trabajo "excepcional" en los que se establezca un descanso "mínimo" de 16 horas entre turno y turno y al que los trabajadores se podrían sumar "de manera voluntaria", mientras que la empresa apuesta por que sea "de manera forzosa".

En materia salarial, CC.OO. y UGT reclaman una revalorización salarial acorde al IPC más el 0,5 por ciento, así como la inclusión de una cláusula de revisión salarial y la concesión del Nivel 7 para todos los trabajadores sujetos a cadena de producción y para todos los oficiales de tercera.

En materia de empleo, pedirán la conversión de los contratos relevo del periodo 2010-2013 en indefinidos y que todos los trabajadores que cumplan las condiciones que marca la ley se puedan acoger al contrato de relevo para los años 2014-2016, tanto para el Grupo Técnico-Administrativo como para el Grupo Obrero.

En lo relativo a bajas por invalidez, reclaman que se continúe con la política del Plan de Invalideces "en las mismas condiciones" que figuran en el convenio actual. Asimismo, exigen que se confirme la creación de los 1.300 nuevos empleos, contratados directamente por el Departamento de Recursos Humanos de Renault, y no de empresas de trabajo temporal.

Por lo que se refiere a los aspectos sociales, ambos sindicatos apuestan por unificar los dos tramos de edad fijados en el actual convenio en una sola de tres a 16 y aumentar la cuantía económica a 200 euros, así como aumentar la aportación económica a 120 euros, la aportación de 100 euros a través del 'Cheque Dejeneur' para ayuda a guardería, el incremento de la aportación de la compañía a la mutua hasta los 35 euros por trabajador, el aumento del número de préstamos para vivienda concedidas de 10 a 30 al mes y el incremento de 1.000 euros anuales para el seguro de vida y accidentes.

LICENCIAS

En cuanto a las licencias, abogan por ampliar en tres días más la licencia por Paternidad; en ocho horas la licencia por acompañamiento a servicios de asistencia sanitaria, incluidas las urgencias, y en otras ocho la licencia de otras para el resto de consultas médicas.

Comisiones Obreras y UGT han pedido, en el caso de las fábricas de Valladolid y Palencia, se reubique a los trabajadores en base a su domicilio y se consoliden los niveles de los desplazados. Finalmente, la propuesta incluye la regularización de todo el colectivo que se encuentra en estas condiciones.

El Plan Industrial supondría la creación de 1.300 nuevos empleos para fabricar entre 250.000 y 280.000 unidades del nuevo Mégane en Palencia, un 1.400.000 nuevos motores en Valladolid y un número similar de cajas de cambio en Sevilla.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.