El 21,1% de los cántabros muestra interés por la ciencia, lo que convierta a la región en la segunda comunidad autónoma con mayor interés por la ciencia y la tecnología.

Así se desprende de la VI Encuesta de la Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología realizada por la Federación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt).

Según dicha encuesta, por comunidades autónomas, el interés por la ciencia es mayor en Murcia (22,0%), Cantabria (21,1%), Canarias (20,6%) y País Vasco (20,0%), mientras que manifiestan menor interés por las noticias e informaciones de carácter científico y tecnológico en Extremadura (10,5%), Navarra (10,9%), Galicia (11,3%), Aragón (11,8%) y Cataluña (12,4%).

El informe muestra también que un 36,7 por ciento de la población española haría donaciones altruistas a la ciencia, y destaca que hay un 20,4 por ciento de los encuestados que también estarían dispuestos a contribuir en la financiación del sector pero "no tienen posibilidades".

El director general de Fecyt, José Ignacio Fernández, ha señalado que se trata de "un porcentaje bastante alto" aunque ha indicado que "se queda corto" teniendo en cuenta los datos de reconocimiento que se reflejan en la encuesta para la ciencia. Así, ha indicado que un 87 por ciento de los españoles cree que este sector contribuye al desarrollo económico, mientras que un 86 por ciento piensa que aporta ventajas para mejorar también la calidad de vida.

La secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, ha indicado que la cifra del 37 por ciento "es baja, teniendo en cuenta el reconocimiento que tiene la profesión y la labor científica en la sociedad". Vela ha señalado que en su departamento se ha pensado en el 'microfowding' como medio para atraer una mayor inversión privada, pero esta cifra les ha dejado "fríos".

Preguntada por la posibilidad de poner en marcha el micromecenazgo o retomar la idea de una casilla para la ciencia en la declaración de la renta, la secretaria de Estado ha apostado por la primera opción porque, a su juicio, "permite una financiación sin tener que excluir a nadie". "El 'microfowding' permite atraer financiación a la ciencia sin que se esté pidiendo que se elija entre otras donaciones" como, según apunta, podría ocurrir en el caso de la casilla.

Precisamente, en relación a la financiación de la ciencia, la encuesta destaca que el 59,4 por ciento de los ciudadanos consideran de forma mayoritaria que las empresas no dedican los suficientes recursos a investigación científica y desarrollo tecnológico. Vela ha señalado que hasta ahora los objetivos de Europa es que dos tercios del sector se financie con fondos privados, un objetivo que, según ha señalado, "en España quizás habría que rebajar para que sea más factible".

La secretaria de Estado ha indicado que su departamento "más que exigir y demandar" lo que quiere es "acompañar a las empresas en el recorrido de financiación a la I+D+i" con el fin de "potenciar su competitividad".

Además, de la falta de financiación privada, los encuestados creen que tanto el Gobierno Central (60,1%), como los autonómicos (58,6%), locales (56,9%) y europeo (57,8%) deberían invertir más en investigación en ciencia y tecnología, porcentajes que superan el 80 por ciento si se suman los de aquellos que creen que debe mantenerse la inversión.

Al preguntar a los ciudadanos en qué sectores aumentaría el gasto público, un 44 por ciento de los ciudadanos lo haría en ciencia y tecnología, un porcentaje "muy superior" al 28,4 por ciento de 2010 y sólo por detrás de seguridad ciudadana (48,5%), según ha apuntado Fernández.

Uno de cada cuatro no está interesado

Pero pese a que el estudio revela que los españoles piensan que la ciencia es importante, otro de los datos destacados por Fernández es que uno de cada cuatro españoles no está interesado en la ciencia principalmente porque no la entiende, según ha respondido el 24,9 por ciento de los encuestados. Además, un 41,9 por ciento de la población percibe su educación científica como baja o muy baja, frente a un 10,3 por ciento que dice que es alta o muy alta y un 46,6 por ciento que la califica de normal.

El estudio muestra que sigue aumentando el interés por la ciencia y la tecnología, que crece un 19 por ciento desde 2010 y el de los jóvenes de 15 a 24 años lo hace en un 40 por ciento, "al pasar del 17,4 al 24,3 por ciento", según ha señalado el director general de Fecyt, quien ha apuntado que este grupo de edad "es el más interesado por la ciencia y a él se debe principalmente el incremento general observado de 2010 a 2012".

Este interés por la Ciencia y la Tecnología es notablemente mayor entre los hombres (21,1%) que entre las mujeres (10,5%). Por comunidades autónomas, el interés por la ciencia es mayor en Murcia (22%), Cantabria (21,1%), Canarias (20,6%) y País Vasco (20%), mientras que manifiestan menor interés por las noticias e informaciones de carácter científico y tecnológico en Extremadura (10,5%), Navarra (10,9%), Galicia (11,3%), Aragón (11,8%) y Cataluña (12,4%).

Al respecto Vela ha destacado la importancia de la "divulgación y la buena comunicación de la ciencia". A su juicio, algunas de estas cifras por comunidades muestran "el impacto mediático que puede tener la ciencia". "Probablemente en Murcia haya crecido más el interés por la ciencia tras el terremoto de Lorca, cuando se vieron arropados por los científicos que fueron a ayudarles, mientras que Cataluña, a pesar de ser una potencia en el sector, puede tener otros temas que sobrepasan ahora el interés de la sociedad".

Finalmente Vela ha indicado que aunque la I+D+i "ha salido bien parada" de los Presupuestos Generales del Estado para 2013, "dentro de la situación actual", espera que en 2014 "la ciencia recupere mucho de lo que tiene que recuperar".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.