El Ayuntamiento de Palma ha aprobado la licitación de la ORA por 24,6 millones de euros, un 6 por ciento inferior al último concurso -que fue de 26,2 millones-, un servicio municipal que se prevé que tenga unas pérdidas de 212.000 euros anuales.

El portavoz del equipo de Gobierno, Julio Martínez, ha detallado que, si bien la licitación sale por 24,6 millones, todavía existe la posibilidad de que este precio inicial baje en función de las ofertas que se presenten.

Asimismo, ha detallado que se estima que las pérdidas bajen de 310.000 euros que hubo en el 2011 a 212.000 euros anuales, si bien ha matizado que la ORA no tiene una "finalidad recaudatoria". Es un "servicio deficitario" pero "necesario desde el punto de la movilidad de la ciudad", ha añadido.