Corredor de la muerte
Corredor de la muerte. ARCHIVO

Un nuevo recurso de último minuto aceptado por la Corte de Apelaciones de Atlanta permitió este martes la suspensión temporal de la ejecución de un reo que debía ser ejecutado este martes en Florida, pese a que padece esquizofrenia paranoide y se cree el "príncipe de Dios".

Así lo aseguró este martes el canal CNN, que detalló que las autoridades de Florida pidieron de inmediato al Tribunal Supremo de Estados Unidos que revoque la decisión de la Corte de Apelaciones.

Previamente, el Tribunal Supremo había rechazado este mismo martes tres recursos de urgencia interpuestos por la defensa de John Errol Ferguson para evitar la ejecución, que estaba prevista para las 18.00 hora local (22.00 GMT).

Florida ha ejecutado a 72 personas desde 1976

Jo Ellyn Rackleff, portavoz del Departamento de Prisiones de Florida, explicó que se sigue pendiente del proceso judicial en curso para proceder o no a la ejecución del reo. Detalló que Ferguson, de 64 años, no recibió hoy visitas y como última comida pidió un sandwich de la cantina de la prisión de Raiford (en el norte de Florida), así como té dulce para beber.

Sobre John Errol Ferguson pesan ocho penas de muerte, cinco cadenas perpetuas, dos condenas a treinta años de prisión, cuatro a quince años y una a cinco años. Está condenado por el asesinato de seis personas en Carol City en julio de 1977 y de otras dos en 1978 en Hialeah, ambas ciudades en el condado de Miami-Dade.

Capacidad para entender la condena

Ferguson, de 64 años, lleva 34 años en el corredor de la muerte. El gobernador de Florida, Rick Scott, estableció su ejecución con inyección letal para el pasado 16 de octubre, pero ésta se pospuso por los recursos interpuestos por su defensa, que alega que el preso no tiene capacidad mental para entender su condena.

La defensa del reo arguye que el Tribunal Supremo de Estados Unidos estableció en 1986 que es inconstitucional ejecutar a un reo que no tenga la capacidad para entender su sentencia.

Recientemente un grupo de psiquiatras evaluó al reo a petición de la defensa y determinó que, aun cuando el prisionero cree que es el "príncipe de Dios" y que resucitará, también entiende que será ejecutado y los motivos por los que fue condenado a morir.

Florida ha ejecutado a 72 reos desde que se restableció esa condena en el estado en 1976, según datos del Departamento de Prisiones.