Cinco personas podrían haber muerto en los tres últimos años tras consumir las bebidas energéticas Monster Beverager, según un informe sobre incidentes que ha hecho público la Administración de Fármacos y Alimentos de EE UU (FDA, por sus siglas en inglés), y del que se ha hecho eco el diartio The New York Times.

Los informes no concluyeron que existiera ningún vínculo probado ente estas muertes y el consumo de la bebida, conocida por su alto contenido de cafeína, y tampoco aclaran si junto a las bebidas se consumieron alcohol o drogas, sin embargo se han hecho públicos gracias a la madre de una chica de 14 años que murió en diciembre pasado por una arritmia cardíaca tras haber consumido varias latas grandes de Monster en varios días.

La pasada semana, Wendy Crossland, la madre de la chica fallecida, demandó a la compañía alengando que no advertía del peligro que sus bebidas pueden suponer para la salud. La compañía por su parte ha alegado que sus productos son totalmente seguros y no son los causantes de la muerte de la adolescente.

Un abogado de la familia, Kevin Goldberg, ha reconocido que la chica tenía problemas cardíacos subyacentes, pero ningún médico les previno de los problemas que podía tener si consumía productos con alto contenido en cafeína.

A pesar de que no se ha establecido un vínculo entre las muertes y la bebida, las acciones de la compañía se derrumbaron este lunes más de un 14% en Bolsa.