Cultura espera ahorrar un 20% con la estructura CulturArts y que la reducción de plantilla sea menor del 40%

Johnson defiende que con el holding "no se queda nada en el camino" y que permitirá gestionar los recurso de una manera más "eficaz"
Lola Johnson
Lola Johnson
EUROPA PRESS

La nueva estructura del holding CulturArts, que integra en un solo organismo las actividades culturales de la Generalitat, supondrá por la desaparición de los diferentes institutos y las "economías de escala" que se generarán un ahorro de entre un 15 y un 20 por ciento respecto al gasto actual.

A esto habría que sumar la reducción de presupuesto —que vendrá marcada por las cuentas del Consell de 2013— y la disminución de plantilla. Actualmente, la administración está trabajando en la concreción de esta reducción de personal, que puede llegar hasta unas 300 personas, alrededor del 40 por ciento de la plantilla, aunque "se trabaja y confía en que la cifra final quede por debajo".

Así lo ha asegurado, en una entrevista concedida a Europa Press, la consellera de Turismo, Cultura y Deporte, Lola Johnson, quien ha defendido que con la creación del nuevo ente los objetivos de su departamento "no se han cambiado ni se ha quedado nada en el camino".

"Es más —ha aseverado— nos planteamos nuevos retos, ya que la ventaja de CulturArts es que permite gestionar los recursos de una manera más eficaz, fácil y moderna".

La consellera ha incidido en que "hay un proceso de fusión e integración de diferentes organismos que forma una carcasa administrativa dentro de la cual pero el objetivo sigue siendo el mismo: dar al ciudadano una oferta de calidad".

La nueva organización jurídico-administrativa diferencia dos grandes bloques, el de administración y el de asesoramiento. Además, se establecen seis unidades artísticas: Teatro y Danza; Lírica; Música; Audiovisual; Conservación y Restauración y Artes Plásticas, al frente de las cuales estarán los mismos responsables que actualmente dirigían los institutos, es decir: Inmaculada Gil-Lázaro; Helga Schmidt; Nuria Cidoncha; Carmen Pérez.

En la de artes plásticas y museos, que tendrá que coordinarse con organismos que han quedado fuera de la nueva estructura, como el IVAM o el Consorcio de Museos, habrá otra persona. Además, hay que sumar la Unidad Territorial de Castellón, que correspondería a la labor realizada por Castelló Cultural.

Cada una de estas áreas realizarán sus propuestas, que tendrán que ser consultadas por un Área de apoyo técnico, "muy importante, ya que ese encargará de cuestiones como 'cuadrar planillas'" para que la programación esté equilibrada y encargarse de otras actuaciones, como ayudas y formación. Habrá que llegar a un acuerdo —-la última palabra será del director general del holding— ya que para elaborar la programación —que se diseñará con carácter anual— se contará con un solo presupuesto, ha explicado Johnson.

Interrogada por si todos los proyectos que desarrollan cada uno de los organismos está asegurado y si hay algo intocable, ha contestado que "no hay nada intocable pero se van a seguir manteniendo marcas y lo que hacen". Ha puesto el ejemplo de La Luz de las Imágenes, "que, según el presupuesto podrá tener una edición más o menos modesta, pero se sigue creyendo en su labor y lo que le importa al ciudadano es que se restaure patrimonio, no si se realiza a través de una fundación o de otra figura".

Servicios centrales

La otra gran 'pata' de CulturArts serán los Servicios Centrales y Generales, donde confluirán las labores administrativas, de marketing o jurídicas, entre otras. Toda la reestructuración tiene que estar finalizada a final de año y en CulturArts "ya hay mucho avanzado", ha apuntado la responsable de Cultura del Gobierno valenciano.

Respecto a los despidos, ha confiado en que la disminución de plantilla se quede finalmente por debajo del 40 por ciento— lo que supondría aproximadamente unas 300 personas—. Cabe recordar que ese el porcentaje de recorte de plantilla previsto para todo el sector empresarial público valenciano, que perderá a algo más de 3.000 de sus 7.755 trabajadores actuales.

Johnson ha avanzado que "el redimensionamiento de plantillas" se hará, previsiblemente y por su mayor tamaño, a través de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en el Palau de les Arts.

Preguntada por si la situación del coliseo es más crítica que la del resto de organismos, la consellera lo ha negado y ha señalado que, aunque es cierto que el teatro de ópera ha sufrido algún retraso en el pago a proveedores por "tensiones de tesorería", no es una de la instituciones que más atrasos acumula.

Ha añadido que "el esfuerzo en personal se va a pedir por proyectos, porque puede haber unos más sobredimensionados que otros y también sinergias más aprovechables que otras", ha razonado.

"economías de escala"

La consellera ha precisado que el ahorro se hará también gracias a los servicios centrales y ha recordado que hasta ahora cada instituto disponía de su propio gabinete jurídico o financiero, mientras que con CulturArts todo se hará en global, lo que permitirá "economías de escala" por ejemplo para abaratar las contratas de seguridad, limpieza y otros conceptos.

En la misma línea, ha comentado que en la reducción de espacios —se ha concluido el alquiler de instalaciones como el Teatro Talia o el Centre Coreogràfic, cuyas actividades se trasladan a sedes propias de la administración— "no hay que ver fantasmas" sino una "mejor gestión". "No podemos mantener esta administración, debemos hacerla más acorde a los nuevos tiempos", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento