Veinticinco cadáveres aparecieron el sábado en distintos lugares de Bagdad, lo que eleva a 39 el número de personas asesinadas a sangre fría y luego abandonadas desde el viernes en todo Irak.

Los 25 cadáveres, aún no identificados, estaban todos maniatados y presentaban signos de tortura.

El viernes fueron encontrados los cadáveres de 14 albañiles en Duluiya

Habían sido asesinados a quemarropa, de un tiro en la cabeza, dijeron las fuentes.

El viernes por la mañana fueron encontrados los cadáveres de 14 albañiles en Duluiya, 60 kilómetros al norte de Bagdad, un día después de que fueran secuestrados cuando viajaban de vuelta del trabajo a su domicilio en la ciudad de Balad.

El fenómeno del secuestro y posterior asesinato, aparentemente por razones sectarias -suníes contra chiíes y viceversa- se ha convertido en moneda corriente en los últimos meses, especialmente en la región de Bagdad.