Jocelyn Escalona
Fotografía de Jocelyn Escalona presentada durante el juicio contra su madre. KTVT

Una mujer de Texas ha sido sentenciada a 99 años de prisión por pegar las manos de su hija de dos años a una pared y golpearla porque la niña no aprendía a ir al baño. El suceso fue presenciado por los otros tres hijos de la mujer, que además estaba embarazada en ese momento.

Elizabeth Escalona, de 23 años,  se declaró culpable en julio de un cargo en primer grado de lesión a la niña. Su abogado declaró que la sentencia era excesiva y que presentaría una apelación, según informa CNN.

La mujer había sido investigada antes pero nunca arrestadaEscalona estaba intentando que su hija Jocelyn aprendiese a ir al baño y, al no conseguirlo, adhirió las manos de la niña a la pared con un potente adhesivo. Jocelyn se orinó encima, y entonces fue golpeada en la cabeza y en la ingle, entre otras formas de abuso, dijo fiscal del condado de Dallas, Debbie Denmon.

La abuela de la niña, Oefelia Escalona, la encontró y la llevó al hospital, según testificó durante la sentencia. El personal médico determinó que Jocelyn tenía graves contusiones en la cara y la cabeza, así como una lesión cerebral grave que la mantuvo en estado de coma temporalmente.

Elizabeth Escalona había sido investigada por los Servicios de Protección de Niños de Texas antes del incidente, pero nunca había sido arrestada o acusada, dijo Denmon.