El magnate de Hong Kong que ofreció 65 millones de dólares (unos 49 millones de euros) al hombre que "conquistase" a su hija lesbiana "estudia" si el proyecto del director Sacha Baron Coen de llevar su vida al cine es "difamatorio", declaró este domingo al diario "South China Morning Post".

"Me enteré por los medios de comunicación de la iniciativa, y aún necesito más información para decidirlo", dijo Cecil Chao, el rico empresario, al citado periódico.

Cohen, conocido por comedias irreverentes como Borat o El dictador, ha llegado a un acuerdo con Paramount Pictures para rodar el filme The Lesbian, inspirado en la historia de los Chao.

A pesar de que fue su propuesta lo que desató la atención mediática, el millonario hongkonés aseguró este domingo que "no se esperaba esta reacción" y que "lo único que quiere es que su hija tenga la oportunidad de elegir un camino mejor para su vida".

Dice que no está "forzando" a su hija

Chao no dudó en ofrecer la cuantiosa suma al enterarse de que su primogénita, Gigi, se había casado en Francia con su novia tras siete años de relación, un amor que el millonario no cree que pueda ser "verdadero".

El propietario de la constructora Cheuk Nang no dudó en volver a lanzar su mensaje: "La gente tiene la impresión de que esto se parece a 'Romeo y Julieta' y que soy un padre conservador, pero no es así".

"No estoy forzando a mi hija a nada. Solo quiero que tenga más opciones y que decida la que quiere", añadió.

Amo mi libertad y Gigi tiene toda la que ella quieraChao, que tiene tres hijos pero nunca ha estado casado, reconoció tener una "vida alegre", con respecto a los comentarios que le dibujan como un "playboy" extravagante, pero aseguró haber creado su "pequeño imperio" con su esfuerzo.

"He trabajado muy duro para conseguirlo. Amo mi libertad y Gigi tiene toda la que ella quiera", enfatizó el ya famoso millonario.