Los tres astilleros de la Bahía de Cádiz han protagonizado este jueves una nueva jornada de protestas en demanda de carga de trabajo; una movilización convocada en todos los centros de Navantia a nivel nacional y que ha consistido en dos horas de paro en la actividad que, en el caso de la Bahía, se ha desarrollado de forma independiente en cada centro.

Así, los primeros en celebrar este paro han sido los trabajadores de Navantia Puerto Real, de 8,00 a 10,00 horas, con una asamblea en la carretera N-443 que llega al puente José León de Carranza incluida y que ha seguido con una pequeña marcha de los trabajadores hacia la torreta, aunque la vigilancia policial ha impedido que alcanzaran el tramo levadizo del puente y se han marchado "con total normalidad", según señalan desde CCOO en un comunicado.

El total de ocupación de la carretera apenas ha llegado a una hora y el paro ha culminado con la concentración de la plantilla a la puerta del astillero.

Para Ramón Linares, el presidente del comité de empresa de Navantia Puerto Real, la falta de noticias sobre nueva carga de trabajo empieza a ser "muy preocupante" y al respecto, ha señalado que hasta la fecha los astilleros han sido la solución o parte de la solución del empleo para la Bahía, "pero si de aquí a tres meses no llegan nuevos pedidos, puede convertirse en parte del problema", ha afirmado durante la protesta.

En Cádiz, los trabajadores de su astillero acordaron celebrar una asamblea a media mañana y hacerla en la carretera industrial que linda con este centro, pero de nuevo la "fuerte" vigilancia policial ha sido la causa de que los trabajadores hayan optado por celebrar una concentración a la puerta, con corte de tráfico incluido de apenas 15 minutos, de manera testimonial de la reivindicación de carga de trabajo.

En San Fernando, la plantilla ha decidido secundar el paro en las dos últimas horas de la jornada, con una marcha a pie que ha empezado sobre las 12,45 horas con idea de colocar una nueva pancarta reivindicativa de carga de trabajo en el puente de la autovía CA-33 a su paso por el Paseo General Lobo de La Isla. La protesta ha seguido por diversas calles del centro histórico de la ciudad para terminar en la calle Real, frente al Ayuntamiento isleño.

También el presidente del comité del astillero de San Fernando, José Antonio Oliva, ha destacado la "incertidumbre" y la "inquietud" que viven las plantillas de los centros de la Bahía, y se ha lamentado de que todavía estos astilleros desconozcan su proyecto de futuro. "No sólo en cuanto a la carga de trabajo, sino también en la falta de un proyecto comercial de futuro. Si realmente el PP cumpliera con lo que promete, habríamos visto algo de esos compromisos en los Presupuestos Generales del Estado, donde siguen sin aparecer los BAM ni la solución al tax lease", ha afirmado.

Por ello, el dirigente sindical del astillero isleño ha coincidido con su compañero de Puerto Real a la hora de afirmar que ahora, "de aquí a final de año, vienen meses cruciales para Navantia y mucho nos tememos que, o tenemos novedades pronto o dentro de poco empezará a hablarse de una nueva reconversión que, desde ya, decimos tendrá en frente a todos los trabajadores de Navantia en la Bahía", ha aseverado Oliva.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.