La Guardia Civil ha detenido en Montilla (Córdoba) a dos personas, de 38 y 21 años de edad, ambas vecinas de la localidad, como supuestos autores de un delito de hurto, ya que supuestamente habían sustraído de una vivienda un ordenador, diversas herramientas agrícolas y un cheque bancario, que cobró y valorado en 1.056 euros.

Según informa la Benemérita en un comunicado, la denuncia fue presentada en el Puesto Principal de Montilla y los agentes se trasladaron al lugar del hurto y, tras verificar lo denunciado, iniciaron gestiones para esclarecer el delito, identificar, localizar y detener al autor o autores.

La inspección ocular practicada en la vivienda permitió a la Guardia Civil saber que para acceder al interior del inmueble no habían necesitado forzar la puerta, ni ninguna ventana. Además, pudieron verificar que los ladrones tampoco habían revuelto, ni accedido a los distintos armarios o cajones de la vivienda, sino que se habían dirigido directamente al lugar donde se encontraban los efectos sustraídos.

Los propios datos aportados por el denunciante, unidos a los obtenidos en la inspección ocular, permitieron a los guardias civiles sospechar que el autor pudiera estar entre personas conocidas de la víctima o del entorno inmediato del denunciante, ya que los ladrones no solo conocían perfectamente los hábitos de los moradores de la vivienda, sino además sabían el lugar donde la víctima guardaba los efectos sustraídos.

Asimismo, la Guardia Civil pudo saber a través de los datos aportados por el denunciante que él mismo había dejado la llave de la vivienda a una persona de la localidad para que le cuidara la casa mientras estaba de vacaciones.

Por otra parte, la investigación de la Guardia Civil en la entidad bancaria donde se había cobrado el cheque sustraído, permitió saber que entre los días 20 al 22 de agosto, un joven de la localidad, de 21 años de edad, se había personado en la oficina bancaria con la intención de cobrar un cheque con cargo a la cuenta corriente del propietario de la vivienda, si bien en aquel primer momento no se lo pudieron hacer efectivo.

Asimismo, la Guardia Civil supo que con fecha 27 de agosto, se había personado en la misma entidad bancaria, una señora de 38 años de edad, igualmente vecina de Montilla, la cual tras presentar el mismo cheque le fue abonada por un empleado de la entidad, tras comprobar que la firma que figuraba en el mismo se correspondía con el titular de la cuenta, la cantidad de 1.056 euros.

Todos los datos, permitieron a los investigadores de la Guardia Civil sospechar que la persona que había intentado cobrar el cheque entre los días 20 al 22 de agosto era el propio hijo de la señora que el pasado día 27 de agosto había logrado cobrar próxima, ante lo cual la Guardia Civil centró sus investigaciones sobre ellos.

Las investigaciones practicadas permitieron conocer que la sospechosa mantenía relaciones con un conocido de la persona a la que el propietario de la vivienda había entregado las llaves de la casa para que se la cuidara.

Ante ello, y tras obtener indicios y pruebas suficientes de la presunta implicación de los dos sospechosos en el hurto y posterior cobro del cheque, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio orientado a su localización y detención, dispositivo que permitió localizarlos y detenerlos los pasados días 18 y 19 de septiembre en Montilla.

Detenidos y diligencias instruidas fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.