El Proyecto de Ley de Gobierno Abierto de Extremadura, que pretende el objetivo de aplicar "transparencia" hacia los ciudadanos, ha entrado en el registro del Parlamento regional este jueves.

En declaraciones a los periodistas, el presidente de la cámara extremeña, Fernando Manzano, ha señalado que es un día para "felicitarse", por el "consenso" alcanzado en su tramitación entre los tres grupos políticos, y el Gobierno extremeño. Se trata, ha dicho, de una ley que "no es ni más ni menos que un producto de transparencia hacia los ciudadanos".

"Tenemos que ser transparentes, tenemos que tener una transparencia total y absoluta hacia los ciudadanos, a quienes representamos nosotros, en este caso los sesenta y cinco que estamos sentados en la Cámara legislativa autonómica", ha dicho.

Fernando Manzano ha hecho estas declaraciones en Mérida, antes de presentar la Propuesta de Ley de Gobierno Abierto de Extremadura, en compañía de los diputados de la Comisión no permanente y del consejero de Administración Pública, Pedro Tomás Nevado-Batalla Moreno.

"satisfacción" del gobierno regional

Por su parte, Tomás Nevado-Batalla ha destacado la "satisfacción" del Gobierno regional, por haberse alcanzado en este anteproyecto el "consenso de todos los grupos".

Según ha explicado, la norma forma parte de "una arquitectura más amplia, es una pared más completa", que se ampliará en el futuro con otra ley: el estatuto de autoridades. Ésta, se encargará a su vez de "reforzar" el régimen sancionador y de responsabilidades, "por el incumplimiento de esta norma"

"Esta norma, si no tiene el respaldo sancionador, y de exigencia de responsabilidades necesario, quedará como una mera declaración de buenas intenciones, como alguna que ha habido hasta la fecha", ha matizado el consejero.

De este modo, ha añadido, es necesario respaldarla, "con ese apunte sancionador que estimamos también con el consenso de todos los grupos, incorporaremos al estatuto de autoridades".

Beneficios de la ley

Por parte del PSOE, el diputado César Díez Solís ha destacado que con esta norma se "desnuda" a los políticos, porque convierte a la política "transparente" y "entendible" por los ciudadanos.

"Esa ley, lo que busca, es acercar la política. Los ciudadanos piden otra forma de hacer política", ha destacado en su intervención.

Por su parte, Víctor Casco, de IU, ha aseverado que "no es una ley más que se va a tramitar en el Parlamento de Extremadura", sino que es una de las normas "más importantes" del ordenamiento político de la Cámara regional. Según ha declarado, se sitúa al "mismo nivel" que la Ley de Salud, la Ley de Educación, o el Estatuto de Autonomía.

"Supone, en primer lugar, dotar al ciudadano de un derecho, que hasta ahora tenía reconocida de manera muy limitada, el derecho a la información", ha destacado Casco. Según ha declarado, también contempla el concepto de "compromiso ético, de ejemplaridad" de los representantes públicos, junto al de "participación ciudadana".

Por último, Francisco José Ramírez, del Grupo Parlamentario Popular, ha indicado que se trata de una norma que viene a implantar en Extremadura "un modelo abierto, que va a cambiar las relaciones de los ciudadanos con todos los poderes públicos en general".

Así, ha indicado es "muy positiva", porque "aporta un grado notable de contribución a la lucha institucional y política que vienen exigiendo los ciudadanos".

Al mismo tiempo, ha señalado que "va a contribuir, con un granito de arena, a paliar la lamentable situación de crisis", porque permitirá la creación de empresas que podrán crecer "a la luz de la publicación de toda la información de las administraciones".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.