Los Mossos d'Esquadra han denunciado a un criador por tener en su finca de Olius (Lleida) a un centenar de pastores alemanes en pésimas condiciones higiénicas y de salud, sin agua ni comida y muchos de ellos con lesiones graves.

Según la policía catalana, denunciaron el 29 de septiembre a este vecino de Solsona por un delito de maltrato de animales, después de que una dotación de Mossos localizara a los perros en la finca mientras realizaba un patrullaje preventivo.

La masía había sido alquilada por el denunciado, que se dedicaba a la cría, adiestramiento y venta de perros de raza pastor alemán.

Los Mossos le denunciaron penalmente por un delito de maltrato animal y administrativamente por la Ley de Protección de los animales ya que carecía de licencia municipal para criar y adiestrar perros.

El juez del caso ha decido que los animales, que están en depósito judicial, se queden en la finca bajo la custodia de su propietario, que deberá hacerse cargo de cuidarlos, hasta que sean requeridos por la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Lleida.