Unas 200 personas han irrumpido este jueves en el acto de apertura de curso de la Universitat Poltècnica de València (UPV) para reclamar el fin de los recortes y advertir de que continuarán con las movilizaciones "aula a aula, facultad a facultad", hasta que consigan la modificación o retirada de los decretos de ajuste del Gobierno central y del Consell.

Poco despues del mediodía, recién comenzada la ceremonia de inauguración del curso, un grupo de jóvenes ha entrado en el Paraninfo de la UPV al grito de 'Universidad pública y de calidad'. En ese momento, el rector de la institución, Juan Juliá, ha tomado la palabara para pedirles que respestaran la solemnidad del acto de una universidad "que está orgullosa de ser pública".

Acto seguido, les ha permitido "de forma extraordinaria" que un representante del colectivo leyera un manifiesto. Los estudiantes han querido ante todo mostrar su respecto y admiración por el paleontólogo Juan Luis Arsuaga, que es investido este jueves como Doctor Honoris Causa en este acto académico. De hecho, algunos alumnos llevaban pancartas en las que se podía leer 'Más Arsuagas y menos Werts'.

Un joven ha subido a la tarima donde se encontraban las autoridades académicas y ha leído un escrito en el que el colectivo, integrado por alumnos, Personal de Administración y Servicios (PAS) y Personal Docente e Investigador (PDI), denuncia el "desmantelamiento" del sistema educativo público y avisa de que hará "todo lo que esté en sus manos para lograr el cambio o retirada de los decretos de recortes".

El joven, que en un momento de su alocución se ha mostrado muy emocionado y ha recibido el aplauso de sus compañeros, ha añadido: "continuaremos movilizándonos aula por aula, facultad por facultad; seguiremos creando un bloques de pensamiento crítico".

Una vez han leído el documento, los estudiantes han salido de la sala donde el acto se desarrolla con normalidad. Desde las 11.00 horas, antes de iniciarse el acto, un nutrido grupo de personas se han concentrado ante las puertas del Rectorado de la UPV para expresar su rechazo a los recortes.

El propio rector, antes de inicar el acto y preguntado por las protestas estudiantiles que se han producido en todas las aperturas de curso de universidades públicas valencianas, ha asegurado que aunque prefiere que éstas se expresen de la manera más ordenada posible, las entiende.

"La realidad no se puede igmorar. Hay tensión social y un malestar que puedo comprender, ya que los dos últimos decretos del Ministerio de Educación se han alejado del consenso, alejándose de la necesaria cultura del diálogo y la búsqueda del consenso", ha dicho Juliá e incluso ha aseverado que algunas de la medidas de recortes constituyen un "ataque directo a derechos sociales de la ciudadanía".

Consulta aquí más noticias de Valencia.