Reproducen cien años después la exposición de 1912 que desveló la grandeza de Van Gogh

  • La mítica muestra colectiva celebrada en Colonia convirtió en un héroe artístico al pintor, muerto en 1890 y rechazado por la crítica y el público parisinos.
  • El Museo Wallraf de la ciudad alemana reproduce ahora la exposición de 1912, en la que también había obras de Gaugin, Cézanne, Munch, Picasso, Macke y Schiele.
  • Los expresionistas alemanes fueron los primeros en apreciar el genio y la influencia de Van Gogh, cuyos cuadros eran despreciados en Francia.
Uno de los autorretratos de Van Gogh, pintado en 1887
Uno de los autorretratos de Van Gogh, pintado en 1887
Joseph Winterbotham Collection, The Art Institute of Chicago

A Vicent Van Gogh (1853-1890) no le descubrieron en Francia, donde sus cuadros eran considerados vulgares y de técnica pobre por las exclusivistas academias críticas y los estirados círculos artísticos de la época. El verdadero valor de su pintura saltó al mundo en 1912 en una exposición celebrada en Colonia (Alemania). A partir de entonces, el torturado e hiperactivo creador —900 lienzos y 1.600 dibujos— se convirtió en un héroe.

Aquella exposición, una colectiva en la que también había obras de otros grandes precursores, entre ellos Gaugin, Cézanne, Munch, Picasso, Macke y Schiele, es recreada ahora para conmemorar el siglo de su celebración. El Museo Wallraf-Richartz de la ciudad alemana ha logrado reunir una parte de los cuadros expuestos y los exhibe en 1912 – Mission Moderne, que se puede ver hasta el 30 de diciembre.

125 cuadros de Van Gogh

Conseguir los cuadros de Van Gogh era fácil y barato en 1912. La exposición Sonderbund, oficialmente llamada, sin ningún sentido de la mercadotecnia, con el complicado lema de Internationale Kunstausstellung des Sonderbundes Westdeutscher Kunstfreunde und Künstler (Exposición internacional de arte de la asociación de amantes del arte y artistas de Alemania Occidental), exhibía nada menos que 125 telas del pintor de los Países Bajos, que había muerto más de veinte años antes, todavía se discute si por una bala en el pecho disparada por él mismo o por accidente, casi en la indigencia y sin ser reconocido como artista.

Pero las piezas de Van Gogh no eran la única maravilla de la colosal exposición de Colonia. Los promotores no se quedaron cortos y reunieron en la colectiva nada menos que 650 pinturas y esculturas. Había también 26 cuadros de Cézanne, 25 de Gauguin, 32 de Munch y 16 de Picasso. Fue la muestra más importante y revolucionaria de su tiempo y, sobre todo, representó la certeza de que la percepción artística había cambiado radicalmente y nunca volvería a depender del realismo del siglo XIX.

Desde el post-impresionismo al cubismo

Los organizadores de 1912 – Mission Moderne han logrado reunir mediante cesiones de museos europeos y estadounidenses 120 de los cuadros que estuvieron en Colonia hace un siglo. De ellos, 15 son de Van Gogh. La recreación, aunque sea parcial, de la muestra original permite la contemplación de un amplio abanico de estilos, desde el postimpresionismo hasta el cubismo y el expresionismo alemán.

La exposición de Colonia, celebrada en un enorme pabellón, cambió también el modo de entender las muestras de arte, que estaban dominadas por los salones anuales nacionales, carecían de imaginación y no mostraban ningún interés por el cosmopolitismo ni por abarcar tanta cantidad de artistas. Otras novedades que se impusieron a partir del ejemplo de la Sonderbund fueron la impresión de una guía, un salón para que el público descansase y pudiese tomar un refrigerio y la amplia publicidad previa de pósters que inundó la ciudad anunciando el evento.

Los expresionistas, promotores

La mítica colectiva cuyo centenario se celebra este año surgió por el interés de los colectivos expresionistas alemanes —Die Brücke, de Dresde, Der Blaue Reiter, de Munich, y los pintores de Dusseldorf— en demostrar y reivindicar la gran influencia que sobre su estilo ejercían, sobre todo, Van Gogh y Munch, pintores que apenas eran tenidos en consideración en el resto de Europa.

1912 – Mission Moderne ofrece, dicen desde el museo organizador, una "concisa imagen del arte de hace cien años". La coordinadora de la muestra, Barbara Schaefer, dedicó varios años a la identificación de los 650 cuadros de la exposición original, "en una investigación meticulosa que hasta ahora nadie había afrontado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento